Precios salvo error tipográfico

marzo 22nd, 2007 Publicado por campañas, comunicacion, distribución, publicidad 4 comentarios en “Precios salvo error tipográfico”

Folleto Cerrefour Precios salvo error tipográficoParece que del 21 de Marzo al 8 de Abril, Carrefour ofrece en sus páginas de publicidad, un ciclomotor de 50 cc por el precio simbólico de 12,90 €. De cualquier forma no corráis a por vuestra ganga porque evidentemente se trata de un error (De esos de precios válidos hasta fin de existencias o salvo error tipográfico). Esta cláusula puede dar lugar a estrategias nada éticas de los comerciantes que quieran atraer consumidores a su establecimiento. El cliente nunca podrá saber si el error fué realmente tipográfico o no o si realmente cuando llega el cliente, las existencias se han agotado realmente.

Folleto Cerrefour Precios salvo error tipográfico

Por ser más precisos, adjunto la argumentación jurídica (extraído de una resolución del Jurado de la Publicidad, disponible en la Asociación de Usuarios de la Comunicación):

“En relación con las expresiones “hasta fin de existencias” y “salvo error tipográfico”, esta Sección quisiera recordar que sobre estas dos cuestiones existen pronunciamientos inequívocos tanto de los Tribunales de Justicia como de este Jurado, que han tenido ocasión de pronunciarse al respecto en numerosas resoluciones.

En lo tocante a la expresión “salvo fin de existencias”, esta Sección del Jurado entiende que dicha cláusula supone un abuso de la buena fe del consumidor, con lo que se contraviene lo establecido en la norma 4 del Código de Conducta Publicitaria, en virtud de la cual “la publicidad no deberá constituir nunca un medio para abusar de la buena fe del consumidor”. Según la doctrina constante del Jurado, la inclusión de la cláusula “salvo fin de existencias” en la publicidad implica una limitación a la oferta principal, introducida de forma unilateral por el anunciante. Al no quedar objetivado el alcance de esta limitación, se impide a los consumidores valorar adecuadamente en qué condiciones obtendrán el incentivo promocional, ya que la entrega del mismo no dependerá del acto de consumo realizado durante la vigenciade la oferta, sino de una circunstancia completamente ajena e imposible dedeterminar para ellos: el número de existencias disponibles. Esto supone una clara vulneración de la buena fe de los consumidores que, animados por la ventaja de la promoción, acudirán a realizar la compra del producto, pero que podrían quedar frustrados en sus expectativas ante la alegación por parte del anunciante de la cláusula entredicha. Esta Sección entiende que la inclusión de una expresión limitatoria de este tipo puede deberse a la toma de cautelas por parte del anunciante, en previsión de que se produjese un incremento notable del volumen de ventas. No obstante, el interés de los consumidores en conocer con precisión las condiciones en las que podrán obtener el incentivo en que la promoción consista debe prevalecer sobre el interés de la entidad oferente en limitar su oferta, de forma unilateral e indeterminada, para evitar correr el riesgo de verse obligada a abastecerse de unidades suficientes para atender un considerable e imprevisto incremento de las ventas.

En relación con ello ha de tenerse presente,además, que el interés del anunciante puede salvaguardarse igualmente a través de menciones que limiten objetivamente su oferta(con un mensaje que especifique el número de existencias disponibles o que circunscriba conprecisión el ámbito temporal de la oferta).

Son ya muchos los pronunciamientos del Jurado sobre la adecuación deontológica de cláusulas del tipo “salvo error tipográfico”. Se pueden encontrar a su vez resoluciones judiciales coincidentes en lo sustancial con lo dictaminado por el Jurado, como la dictada el 26 de noviembre de 1998 por el Juzgado de Primera Instancia nº 55 deMadrid, que declaró ilícitas las expresiones “precios válidos salvo error tipográfico” así como “información válida salvo error tipográfico”. Con la utilización de esta clase de expresiones se produce un claro abuso de la buena fe de los consumidores. Primeramente,las consecuencias de la posible existencia de un error tipográfico han de ser soportadas por el anunciante, a cuya negligencia se deben, sin que quepa que éste las traslade al consumidor. Por otro lado, con la expresión cuestionada el oferente limita unilateralmente el alcance de la oferta que realiza, quedando facultado para desvincularse de la misma. Con la inclusión de la citada cláusula se está haciendo depender la obtención del producto en las condiciones anunciadas no de la intención de compra del consumidor, sino de la inexistencia de un error tipográfico, extremo que únicamente está en disposición de conocer, y por tanto de poder alegar, el anunciante, pero no el consumidor. Por lo tanto, la delimitación del alcance real de la oferta queda al arbitrio de la empresa responsable de la publicidad que, llegado elcaso, podría dejarla sin efecto, al completo, o en alguna de sus partes. Esta posibilidad constituye un claro abuso de la buena fe delos consumidores, contrariando lo dispuesto en la Norma 4 del Código de Conducta Publicitaria: “La publicidad no deberá constituir nunca un medio para abusar de la buena fe del consumidor”.

Ahí queda eso.

vía | minilocura

Javier Varela
the orange market | el blog de marketing

Tags: , ,

4 comentarios en “Precios salvo error tipográfico”

  1. VMPM dice:

    Ya ocurrio algo similiar hace algun tiempo con una marca de coches, que tuvo un error en uno de sus folletos.
    Una clienta fue a comprar el coche al precio marcado en el folleto, le comentaron que fue un error tipográfico, pero ella acertadamente lo denuncio, le dieron la razon a la clienta argumentando que el folleto tenía caracter contractual, así que compro el coche a un precio muy inferior al real.
    Este caso es practicamente coincidente…Así que si a alguien le hace falta una moto…, en carrefour estan baratitas.

  2. Anonymous dice:

    España es un país de listillos. ¿Quién se puede creer que hay mala fé en poner un precio mal? Metéos en la web de Carrefour y veréis que ya lo han modificado. Además creo que han metido una rectificación en prensa.

    ¡¡A trabajar y dejarse de oportunidades a costa de los errores de los demás!!

  3. MiguelChi dice:

    No me gustaría ser el ejecutivo que ha dado luz verde a esa campaña si de verdad ha sido un error…

    Aunque si alguien se lleva la moto por 12€, Carrefour no me va adar ninguna pena…

    Salud

  4. Anonymous dice:

    “España es un país de listillos. ¿Quién se puede creer que hay mala fé en poner un precio mal?”
    En la primera frase tienes toda la razón. En la segunda… o no tienes ni idea de publicidad o eres muy ingenuo. Se ponen anuncios y precios falsos adrede para atraer al cliente. Luego o no quedan o era mentira y eso es denunciable. El que se equivoca la paga así funciona este sistema capitalista. Yo no iria como loco por esa moto pero por exceso de ética no por galta de ganas… Pero eso no quita que cualquier usuario ejerza su derecho de consumidor y pida su precio pactado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Current day month ye@r *

Javier Varela

Javier Varela - the orange market - el blog de marketing

Categorías

Próximos Cursos

Noviembre 2018
Esc. Negocios IESIDE
Curso: “Programa Especializado en herramientas de marketing digital para la PYME".
AMTEGA (Santiago de Compostela)

01/10/2018
EOI - Escuela de Organización Industrial
Curso: “Digital Branding".
Vilanova de Arousa

04/09/2018
Esc. Negocios IESIDE - Clúster de Turismo
Conferencia: “Marketing Digital para el Turismo".
Santiago de Compostela

29/05/2018
CDTIC - AMTEGA
Charla: “Marca Personal e Identidad Digital”.
Santiago de Compostela (FINALIZADO)

23/02/2018
CZFV - VIA EXTERIOR
Taller Práctico: “Internet & Redes Sociales como canales de comunicación Internacionalización”
Vigo (FINALIZADO)

---
Ver todos

También estoy en

Logo Javier Varela

Banner solidario