el blog de marketing de Javier Varela
Header

Una persona, un medio de comunicación

14 noviembre 2008 | Publicado por: Javier Varela - (3 Comments)

No cabe duda que la red y las nuevas formas de comunicación están revolucionando la forma de relacionarse de las personas. Las marcas y las empresas deben darse cuenta de esto y comenzar a olvidar la unidireccionalidad de sus mensajes. El yo te lo cuento y tú te lo tragas por que soy la empresa X ha dejado de funcionar. Posiblemente pueda parecer que no es tan así porque la fuerza del viejo modelo publicitario todavía pega con la mano bien abierta pero hoy las personas ya no están aisladas. Hoy somos legión y nos gusta contar aquello que verdaderamente nos produce algún tipo de emoción y obviar o incluso recomendar negativamente aquello que nos produce insatisfacciones.

Hace bien poco, si nos traíamos un nuevo reproductor de música de nuestro viaje a Estados Unidos nos gustaba dejarnos ver con él ante nuestros amigos y nuestro pequeño círculo que comprendía amigos directos y familiares, y hasta si me apuras, una llamada a tus primos de nosedónde para ‘dejarles claro’ quién era el adelantado de la familia en materia de consumo. En ese momento éramos consumidores de ese producto y poco más. Nuestros amigos y familiares no iban a ir a EEUU a por un aparatito como el nuestro por mucho que les contásemos que era lo máximo en sonido. La cadena de recomendaciones se terminaba en el patio del colegio de una pequeña ciudad sin demasiada importancia.

Hoy todo esto ha cambiado y las reglas se han roto para transformarlo todo. Las empresas no están teniendo más remedio que ceder el poder del mensaje a sus usuarios. El consumidor está imponiendo sus criterios y ese pequeño aparato comprado en EEUU está tan solo a unos de clicks de distancia. Click, seleccionar, click, añadir al carro, click aceptar y el producto está en nuestras manos en unos días. Una vez lo probamos se lo contamos a nuestros conocidos y quizás nuestro primo de nosedónde ya se nos haya adelantado enviándonos un mail o un mms para enseñarnos su nuevo aparatito comprado en internet. Nosotros, a su vez, lo podremos contar en un foro, subir las fotos a una red social, postearlo en nuestro blog y con un simple click hacerlo llegar a cientos o miles de personas de cualquier parte del mundo. ¿Qué significa esto?. Que nos hemos convertido en verdaderos prescriptores de los nuevos productos y que el poder de decidir que mensaje aceptamos y cual desechamos lo tenemos nosotros.

En la red se cruzan millones de opiniones cada día, y dentro de estas las marcas deben intentar encontrar aquellas que sean realmente influyentes y que les ayuden a transmitir su mensaje. Para esto deberán darse cuenta que lo realmente importante no es únicamente el tráfico, si no que existen una verdadera variedad de parámetros que conforman la importancia de la opinión de cada persona.

Es algo así como la nanosegmentación, ya que cada uno de nosotros os hemos convertido en un verdadero medio de comunicación con más importancia de la que nosotros mismos podamos imaginar.

Javier Varela
the orange market | el blog de marketing

Me gustaría una vez más recuperar un post que he releido estos días y que me sugiere muchas cosas acerca de lo que están haciendo las empresas y acerca de lo que entendemos por marketing con causa, con valores o con publicidad de acciones sociales. El post es de Paul Fleming y está en su blog Entre tu y Yo del ICEMD.

Mi opinión es totalmente favorable a lo expuesto por Paul Fleming y pienso que las empresas están olvidando que sus clientes son el único elemento generador de ingresos y por tanto no puede ser ninguneado ni tratado como tonto con acciones cínicas y que no persiguen lo expuesto en los mensajes.

Os dejo el link del post:
http://www.icemd.com/area-BLOGS/post_actual.asp?id_post=109