el blog de marketing de Javier Varela
Header

En the orange market siempre me ha gustado exponer casos de marketing de empresas no tan grandes que quieren aportar su granito de arena contándonos su experiencia.

La empresa de la escribo hoy es la cadena de ópticas de Tarragona, La Creu Blanca. Su gerente Josep Ramón Nebot, nos cuenta su experiencia.

Hace algún tiempo que se comenta la dificultad de las PYMES en entrar en el mundo 2.0, aun sabiendo las ventajas y oportunidades que brinda, en especial a través del Social Media.

Está claro el miedo de las pequeñas empresas al fracaso, a la crítica, a la parte negativa que puede salir a la luz utilizando estas herramientas, pero también es evidente que ese diálogo y conversación es beneficioso para una empresa, para aprender a escuchar los errores y solucionarlos, para así ofrecer el mejor servicio a sus clientes.

La Creu Blanca es una pequeña empresa local, fundada en 1914 en Reus, y que ahora cuenta con 10 ópticas distribuidas en diferentes puntos de la provincia de Tarragona. Desde esta pequeña empresa hace tiempo que nos preocupamos por encontrar la mejor manera de introducirnos en el mundo 2.0, de encontrar el mejor camino y las mejores soluciones para nuestro principal problema: una baja notoriedad.

Por otra parte, el gran problema de las ópticas es la creciente tendencia en la no diferenciación, en parecer todas iguales, trabajando con políticas de precio, basándose cada vez más en el autoservicio. Esto genera un gran desconocimiento, ya que la visión es importante para la salud, y si nos venden dos gafas por una, quiere decir que el servicio que ofrecen no es el más seguro para nuestra visión.

Los consumidores miran, comparan por todas las ópticas como si éstas fuesen iguales. Pero no lo son. Y es aquí donde nosotros hemos hecho hincapié.

Hemos creado un nuevo concepto de óptica, donde el producto no se distribuye por marcas o modelos (ni ocupamos hasta el último espacio de nuestro establecimiento con la publicidad del distribuidor). La marca ha pasado a un segundo plano, sin quitarle la importancia que tiene en el sector, pero reforzando nuestra propia marca e identidad. Distribuimos el producto según el estado de ánimo y la imagen que los clientes quieren proyectar. Y, ¿por qué? Pues es la respuesta a una necesidad, no solo de diferenciación, sino también esencial para llegar a nuestro objetivo: conocer al cliente.

Queremos escuchar, entender y conocer al cliente para ofrecerle un mejor servicio. Por eso hemos creado una manera para conversar con él en nuestros establecimientos a través de una pregunta: Y hoy, ¿cómo te sientes? La distribución del producto es la respuesta a esta pregunta, a la que se deberá llegar a través de la conversación. Esta iniciativa responde a la necesidad de que el cliente sepa donde se encuentra, que no olvide qué óptica es. Por eso se busca la máxima interacción con él.

Ha sido el primer paso que hemos dado, para seguir caminando en dirección 2.0, porqué creemos en el diálogo, en la conversación, en aprender a escuchar, a comunicar de manera transparente y directa a nuestros públicos, para así mejorar y crecer de manera positiva, invirtiendo a largo plazo. Pero para llegar a esto hemos empezado por nuestros establecimientos, lo que creemos que es mas importante para transmitir todos estos valores, y que no se queden en el aire de la red, sino que se palpen en la realidad.

Para comunicar el nuevo funcionamiento de la óptica, hemos creado un juego on-line, a través del microsite www.iavuicometsents.com, al que también se puede acceder por la página oficial www.lacreublanca.com. En este juego se descubre el funcionamiento de la óptica, donde a través de unas preguntas puedes saber cómo te sientes con unas gafas, las gafas que hoy te sientan mejor.

Creemos que es una buena manera de dar a conocer nuestro objetivo y empezar a introducirnos en la red, de una manera muy distinta a lo que se está llevando a cabo en el sector local de las PYMES. Son los primeros pasos de una pequeña empresa que intenta evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos, superando barreras y obstáculos, con una gran ilusión.

Desde aquí agradezco a Josep Ramón Nebot, que nos cuente su caso para mostrarnos que no sólo las grandes empresas pueden hacer marketing sino que esta es una disciplina que debn aprovechar todas las empresas para hacerse más competitivas e interactuar con sus clientes.

Hoy mismo he conocido la empresa gallega de venta de marisco por internet Lonxanet. Esta empresa está formada por varias Cofradías gallegas de pescadores como son las de Cangas, Cariño, Cedeira, A Coruña, Muxía, Lira y Porto do Son, y lo que persiguen es poner a disposición del consumidor, los mejores productos del mar a través de este canal de venta tan utilizado en otros sectores.

El plazo de entrega del marisco seleccionado se produce en 24 horas a través del servicio de Seur Frío y en principio solo se sirve a la península Ibérica y Andorra, aunque la idea es que después de estudiar bien la cadena de frío para el futuro envío a cualquier parte del mundo.

Una web bastante clara, un buen producto, un concepto relativamente nuevo en un sector empresarial primario y no demasiado adaptado a lo que es la venta final y las técnicas del marketing y las nuevas tendencias de consumo, pueden hacer, junto a otras variables, que este nuevo negocio sea rentable y acabe generando beneficios y consecuentemente competencia.

Se que existen más empresas de este tipo pero esta me ha parecido un buen ejemplo de como las cofradías de pescadores con una imagen bastante tradicional, se están adaptando los cambios del mercado, modificando la cadena de valor del producto y haciendo más competitivo a nivel de mercado un sector tradicional.

Además, esta empresa tiene una Fundación detrás, la Fundación Lonxanet, que promueve el concepto de  pesca sostible, por lo que no vende nigún producto que esté en veda y además no oculta el origen del marisco.

Ya nadie tiene excusa para no degustar un buen marisco con quién mejor le convenga. Bueno, quizás el precio…

Vía | Directo al paladar

Javier Varela

Hoy quiero hablar sobre una pequeña empresa local de Pontevedra. Lo interesante en la mayoría de los casos es tratar el marketing desde el punto de vista de las grandes corporaciones que todos los días generan noticias y llevan a cabo grandes estrategias guiadas por directivos sobrehumanos que mueven piezas en el mercado con consecuencias que repercuten en todos los medios. Pero en este caso, hablaré de Hifas da Terra, una pequeña empresa de cultivo del mundo de la micología. Creo que esto me va a dar pie a abrir cada semana un post acerca de una pequeña empresa que me sorprenda por su buen hacer marketiniano. Para mí es tremandamente importante que las pequeñas empresas de este país se renueven, se reciclen, se muevan, innoven y busquen alternativas de diversificación para competir en un mercado cada vez más poblado y competitivo.Es muy interesante ver pequeñas empresas como esta, nacidas en ciudades pequeñas, que son capaces de crear todo un mundo detras de sus servicios. Hifas da Terra, lejos de ser una simple empresa de producción y venta de setas, ha creado un catálogo de familias de productos muy desarrollado, además de diversificar y ampliar su abanico de servicios, dando buena cuenta del saber hacer que tienen en esto de la micología. Llevan a cabo actividades de Asesoría Medioambiental, dan Cursos y Seminarios, venden material de laboratorio para setas, cepas de hongos, inóculos de micorrizas, Libros de Miología, Kits para el cultivo de setas, Micelio de Pellets, Plantas micorrizadas, Setas ecológicas y además tambien venden regalos micológicos y regalos micológicos especializados para niñ@s. Además, cada uno de estos poductos pueden comprarse on-line a través de su web.

Esta empresa, no solo se dedica a producir, sino que su cometido va más allá. Empresas y particulares acuden a esta empresa para llevar a cabo la recuperación del medio, que Hifas gestiona a través de su equipo de biólogos e Ingenieros Forestales y de Montes.

Otro de los pilares de su estructura es la formación y la didáctica ambiental que se traduce en cursos de conocimiento de la naturaleza y del mundo de la micología en particular.

Todo esto significa que las pequeñas empresas tambien se mueven y empiezan a modernizar no solo sus instalaciones y su tecnología, sino su propia gestión, mejorando la competitividad de nuestro sector empresarial.

+ info | Hifas da Terra

Javier Varela