el blog de marketing de Javier Varela
Header

Bolsas biodegradables de Alcampo

12 septiembre 2007 | Publicado por: Javier Varela - (0 Comentarios)

La cadena de hipermercados Alcampo ofrece, desde principios de septiembre en todos sus hipermercados, una novedosa alternativa para realizar la compra: una bolsa biodegradable, que aparentemente es igual que la de plástico pero está elaborada con almidón de patata.

Estas bolsas son reutilizables, reciclables, biodegradables (se descomponen de manera natural por lo que han de ser depositadas en el cubo de la basura orgánica) y compostables (el material se convierte en abono y su descomposición no genera materiales tóxicos).

Las bolsas biodegradables, fabricadas por la firma aragonesa Sphere, estarán a la venta en todas las cajas de salida de los hipermercados Alcampo al precio simbólico de 39 céntimos; son de mayor capacidad y resistencia (15 kilos de peso) que las bolsas que habitualmente entrega la cadena de forma gratuita, lo que hace posible que puedan ser reutilizadas en numerosas ocasiones.

También a diferencia de las tradicionales bolsas de plástico, que deben ir al contenedor de envases, éstas han de ser tratadas como materia orgánica y depositarse en el cubo de la basura.

Alcampo es la primera cadena de hipermercados que lanza al mercado estas bolsas, respetuosas con el medio ambiente, ya que contribuyen a reducir el uso de plástico y, consecuentemente, la generación de este tipo de residuos.

Se trata de un paso más en la política medioambiental de Alcampo, que en 2004 sustituyó las bolsas blancas por bolsas transparentes, más ecológicas ya que no contienen titanio, y que ese mismo año comenzó a comercializar bolsas reutilizables, fabricadas con material reciclado, que el cliente paga una única vez y Alcampo repone sin coste tantas veces como sea necesario.

Asimismo, la cadena pone a disposición de sus clientes en todos los hipermercados la “Caja Verde”, una caja ecológica reservada para los clientes que traigan sus propias bolsas y para los que adquieran los tres tipos de bolsas que Alcampo vende en esta zona: las verdes reutilizables; las tipo “capazo” más resistentes y de mayor capacidad; y las biodegradables.

A través de estas iniciativas Alcampo pretende contribuir a la conservación del entorno natural y sensibilizar a clientes y empleados en el necesario cuidado del medio ambiente.

Por otra parte, la cadena recuperó cerca de 31.000 toneladas de papel, cartón, madera, plástico y chatarra en 2006, un 3,3 % más que un año antes gracias a la mejora de su Plan Integral de Gestión de Residuos, una de las iniciativas recogidas en su política de protección y cuidado del Medio Ambiente.

La cadena de hipermercados Alcampo apoya el uso responsable de bolsas de plástico y, por ello, participa activamente en la campaña “Recíclame, no me abandones” puesta en marcha por Cicloplast y la patronal de grandes empresas de distribución ANGED, a la que pertenece Alcampo.

El hipermercado Alcampo de Moratalaz colabora en esta campaña desde hoy y hasta el 16 de junio, a través de un stand que ofrecerá a los clientes que se acerquen a él información y un obsequio con mensajes que promuevan el reciclaje. Los centros Alcampo de Pío XII y Vallecas repetirán esta iniciativa del 21 al 23 de junio y del 12 al 14 de julio, respectivamente.

El objetivo de la misma es promover el consumo responsable de bolsas de plástico, impulsar la reutilización de las mismas, recordar la disponibilidad del contenedor amarillo para reciclar las bolsas y conocer la percepción de los ciudadanos sobre estos puntos.

Acciones similares tendrá lugar en nueve hipermercados Alcampo de Barcelona, Murcia, Valencia y Zaragoza desde mediados de mayo hasta finales de julio, mientras que todos los hipermercados Alcampo tendrán visibles carteles a favor del consumo responsable de estos envases, así como una campaña de comunicación interna dirigida a la plantilla de las tiendas.

Esta iniciativa está enmarcada dentro de la política medioambiental de Alcampo, que promueve una relación respetuosa con el entorno entre sus clientes y empleados y participa en numerosas campañas de este tipo.

En 2004, por ejemplo, lanzó una bolsa transparente que sustituye desde entonces a la tradicional bolsa blanca y que es más ecológica, ya que no contiene titanio, y también las bolsas reutilizables de color verde, por las que el cliente paga una cantidad simbólica y una única vez y Alcampo la repone siempre que sea necesario, ocupándose además de la recogida de las bolsas deterioradas.

Asimismo, la cadena pone a disposición de sus clientes en todos los hipermercados, la “Caja Verde”, una caja ecológica reservada para los clientes que traigan sus propias bolsas y que también dispensa las verdes reutilizables y un tipo “capazo” más resistente y de mayor capacidad.

La cadena de hipermercados Alcampo ha ampliado a más de 20 referencias su gama de juguetes solidarios de la marca propia infantil “Rik&Rok”, de los que dona a la Fundación Save the Children 0,25 euros por cada unidad vendida.

La nueva colección de juguetes solidarios de Alcampo incluye un amplio surtido de muñecos, coches, pizarras, robots, juegos de mesa y manualidades, entre otros. La excelente relación calidad-precio y el objetivo solidario de estos juguetes impulsaron las ventas en 2006 hasta las más de 110.000 unidades vendidas, por lo que la Fundación Save the Children recibió 27.500 euros destinados a proyectos relacionados con la infancia.

Esta iniciativa de Alcampo dio sus primeros pasos en 2002, con un surtido de dominós, construcciones y maquetas de diseño fabricados en madera natural procedente de bosques replantados y pintados con tintes y lacas libres de sustancias tóxicas, además de puzzles, rompecabezas y juegos de memoria fabricados en papel y cartón. Durante ese primer año, la donación realizada por Alcampo fue para la construcción de un aula infantil en Totonicapán (Guatemala) por parte de Fundación Intervida

Desde que comenzó la colaboración de Alcampo con Save the Children, el dinero donado por la cadena ha apoyado el programa de asistencia a niños hospitalizados de larga duración, causa también apoyada por Rik&Rok, el club infantil de Alcampo y sus socios, niños de entre 4 y 10 años de edad.

Alcampo realiza numerosas acciones afavor de la infancia, uno de los dos ejes de su programa de acción social, y colabora activamente con Save the Children y otras organizaciones que trabajan con niños,como Fundación IUVE, Fundación Crecer Jugando, Fundación Meniños, etc…

Asimismo, la cadena lleva a cabo una labor de educación en valores solidarios entre los niños y para los niños, a través de los socios de su club infantil Rik&Rok un club presente en todos los hipermercados Alcampodonde los más pequeños se divierten jugando mientras reciben formación en aspectos relacionados con el medio ambiente, la salud y la nutrición, el deporte, la cultura y la solidaridad.

Nota de prensa de Elena Leal del gabinete de prensa de Alcampo

Levi's pantalones ecológicosLas grandes marcas ya se apuntan al tema ecológico en una hábil estrategia de acercamiento a una corriente cada vez más extendida entre la población. En este caso hablaré de una nueva línea que de Levi’s que ha visto la luz este otoño. Es la denominda Levi’s Línea Eco y se trata de un modelo de jeans de algodón orgánico, con botones hechos a partir de cáscara de coco, con teñido elaborado de componentes naturales y cuyos ribetes metálicos se han suprimido. Visualmente se distinguirán por la famosa etiqueta de Levi’s que en este caso es verde. En Europa Levi’s ofrecerá versiones en algodón orgánico de sus modelos más conocidos (el Standard Fit para chicos y el 570 Straight Fit para chicas).

Según la compañía el precio de estos pantalones tendrán un precio de unos 250 dólares (USA), unos 200 €uros, aunque los técnicos de marketing piensan elaborar planes para bajar los precios progresivamente e ir introduciendo nuevas versiones también orgánicas a un precio aproximado de entre 60 y 90 €uros.

Un portavoz de la compañía ha afirmado: “Cuando te los pones honestamente puedes decir que estás haciendo una pequeña contribución al medioambiente“.

Está claro que la ecología, el medioambiente y la conciencia de que vivimos en un entorno al que hay que respetar, son valores y actitudes que van modelandose al ritmo de las conciencias de las personas. Las empresas conocen los datos y los estrategas de marketing buscan nuevas oportunidades de negocio entre las nuevas tendencias y crean a su vez otras nuevas. Según datos del INJUVE (Instituto de la Juventud española), los jóvenes españoles tienen como valores prioritarios, por encima del resto, la salud y las relaciones afectivas (familia y amigos), en principio estos valores generacionales que se consideran de desarrollo vital de las personas.

Tras estas cuestiones afectivas, aparecen, como otros aspectos importantes, para la mayoría de los jóvenes (entre ocho y nueve de cada diez), las cuestiones que tienen que ver con el éxito económico (ganar dinero), con la ecología (medio ambiente), con sus propias ocupaciones (trabajo y estudios) y con las experiencias vitales (ocio y sexualidad).

Las empresas saben todo esto, conocen lo que piensan su clientes potenciales y saben como conducirlos hasta dónde deben ir, así que de alguna manera hacen productos ecológicos que consigan satisfacer necesidades y valores de los jóvenes y a su vez, asocian estas prendas al éxito social que tambien es uno de los valores que aparecen en los sondeos de los institutos de opinión. Por esto, asocian ecológico a precio alto dirigiendo las percepciones del target y logrando que estos productos sean percibidos con un valor añadido por el que los clientes estan dispuestos a pagar un sobreprecio.

De cualquier forma está bien revolver un poco las conciencias y seguir dando pasos hasta conseguir un marketing y una gestion empresarial que vayan de la mano del desarrollo sostenible, siempre teniendo en cuenta que esto debe implicar a la compañía entera y no convertirse en mera publicidad verde y lavado de imagen porque entonces el efecto será el contrario.

Javier Varela

Parece que cuando llega nuestro momento lo más interesante es echar la casa por la ventana, gastarse una pasta y comprarse una supercaja de madera noble bien acabada, maciza y porque no decirlo, antiecológica.Una visión medioambiental del negocio, un producto novedoso, una web clara, simple y directa y un negocio que se adelanta a futuras normativas, hacen de Restbox una empresa singular y con futuro. Su propuesta es la venta de ataúdes de cartón reciclable. Su web nos dice
“Estamos convencidos que un mundo mejor es posible, si bien no podemos evitar la muerte, podemos potenciar la vida. El cuidado de la naturaleza y el medioambinte son el sostén de nuestra propuesta.”
Su producto es tipo IKEA, viene en kit de montaje y lo presentan como novedoso, económico, práctico, simple, accesible y resistente. Quizás demasiados adjetivos para una propuesta de ventas, aunque el propio producto tine fuerza suficiente para crear su propio valor añadido. Desde el punto de vista medioambiental nos dicen que por cada ataúd tradicional se corta un árbol, mientras que en esta empresa con un árbol hacen cien ataúdes de cartón.Visión de futuro y creatividad en sectores tradicionales y con pocoa innovación hacen que empresas como estas traigan aire fresco al panorama empresarial. Si es que hasta sin estar por aquí seguimos contaminando…

vía | emprendedores

Consumidores solidarios

20 septiembre 2006 | Publicado por: Javier Varela - (0 Comentarios)
Vía eTc leo esta noicia relacionada con Coca-Cola y con una campaña de acción social. Desde the orange market, le doy mi enhorabuena a Stu Thomson que ha creado un blog para llevar a cabo una labor solidaria.

Estas labores e iniciativas tiñen de color muchas campañas promocionales que se pierden en el olvido.

Mas info en eTc

Publicidad de Causas Justas

6 septiembre 2006 | Publicado por: Javier Varela - (0 Comentarios)

Esta misma mañana leía en www.marketingdirecto.com una noticia titulada “Las causas justas, el mejor reclamo publicitario de las empresas“.

Últimamente, la verdad, está creciendo a marchas forzadas e incluso diría yo que improvisando un poco, todo este tema de la Responsabilidad Social Corporativa entre las empresas. Yo, desde un punto de vista puramente técnico y analítico pienso que esto puede proporcionarles retornos inmediatos que se reflejaran de forma positiva en la Cuenta de Resultados de la empresa, pero si me pongo a analizar el contenido de cada uno de los términos que se utilizan ya me entran más las dudas de si estas acciones que de alguna manera pretenden ser sostenibles y justas, lo son en realidad.

Si bien estas campañas están bien desde un punto de vista de que contribuyen a mejorar ciertas prácticas, a crear sociedad, a respetar el medioambiente o cosas similares, pienso que muchas veces las empresas piensas que los consumidores son (somos) estúpidos (realmente muchas veces lo somos) y maquillan ciertas prácticas no demasiado populares con campañas de Responsabilidad Social.

Mc’Donalds además de colaborar en su Fundación con los niños enfermos de cáncer, ahora nos invita a ponernos el cinturon de seguridad para evitar males mayores en caso de accidente de tráfico. Me parece una campaña buena, Mc’Donalds tiene gran poder sobre los niños y está bien que les eduque pero pienso que podría llevar a cabo miles de acciones más por el bien de los niños (obesidad infantil en EEUU, por ejemplo)

Diageo Iberia ahora colabora con las campañas del Ministerio de Sanidad para el consumo responsable de alcohol. ¿Es realmente el fin último de Diageo que los jovenes se tomen solo una copa o dos cada fin de semana?

Dove apuesta por la belleza real, esta si que me parece una campaña de lo más acertado porque las compañías de productos de belleza son realmente responsables de los niños y las niñas que se están formando unos cánones de belleza aplicables en un futuro y si les mostramos im´genes de gente irreal, extremadamente delgada o de belleza irreal, esto puede influir en el futuro de estas personas.

Yo soy de la opinión de que las causas justas deberían ser un buen reclamo para las empresas y para sus trabajadores y no únicamente un buen reclamo publicitario.

Javier Varela

¿Qué es Mercadeo Sostenible?

6 septiembre 2006 | Publicado por: Javier Varela - (2 Comments)

Os dejo un artículo para ir introduciendo el tema del Marketing Sostenible.

Cómo desconozco el autor del artículo os cito el link donde podéis encontrarlo:

www.mercadeo.com/32_mark-sosten.htm
¿Qué es Mercadeo Sostenible?

La preocupación, a partir de los 90, del impacto de las actividades humanas en el ambiente, da inicio a una serie de iniciativas tendientes a dar respuestas a las necesidades de un tipo de cliente, hasta ahora desconocido, que entiende el problema que enfrenta la tierra. A este nuevo cliente se le comienza a llamar consumidor verde (green consumer).

Mariposa de Otoño Norman Myers, asesor internacional sobre medio ambiente, en su libro publicado en 1990, “El futuro de la tierra; soluciones a la crisis medioambiental en una era de cambio”, condensa sus trabajos desarrollados desde 1970 para la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., el Smithsonian Institute y las Naciones Unidas. El Dr. Myers, basándose en la hipótesis de Gaia de Lovelock, reitera que los medios físicos del planeta y las criaturas que viven en él se han comprometido en la coevolución, afectándose recíprocamente. Tan fuertemente se han emparejado estos procesos, indica Myers, que el resultado es una única entidad, un ecosistema planetario que está vivo y que opera como si fuera un súper organismo.

Este concepto, aceptado cada día más universalmente, es una forma de vida que debe expresarse en nuestro quehacer diario, un movimiento para hacer del mundo un sitio mejor, y no sólo para nosotros, sino para toda forma de vida, con la que convivimos.

Es indiscutible que la raza humana es una especie dominante única. Todas las especies dominantes cambian el ecosistema que les rodea. La especie de los pinos ponderosas son ejemplo de ello, alterando el medio en el que crecen. El medioambientalismo, que pareciera ser la ideología de este siglo, implica tener una imagen de la madre Tierra como un sistema total y al mismo tiempo amarla.

El libro de Coddington Environmental marketing: positive strategies for reaching the green consumer, publicado en 1993, es uno de los primeros en abordar el tema del medio ambiente y marketing en forma seria y sistemática. Esta obra entrega definiciones y sugerencias para conseguir balancear dos posiciones que parecen tan antagónicas, como el mercadeo y el desarrollo sostenible.

El consumidor verde se puede definir como aquel consumidor que manifiesta su preocupación por el medio ambiente en su comportamiento de compra, buscando productos que sean consecuentes con el desarrollo sostenible del planeta.

La aparición de este nuevo consumidor, preocupado no sólo por la satisfacción de sus necesidades actuales sino también por el futuro de la tierra, ha obligado a muchas empresas a adoptar nuevas estrategias de producción y naturalmente de comunicación. Esto es lo que ha dado origen al mercadeo para el desarrollo sostenible, también denominado marketing ecológico, marketing medioambiental, marketing verde, y ecomarketing.

No es un iceberg ... son computadoras desechadas.Para conseguir el anhelado desarrollo sostenible, las empresas deben diseñar ofertas comerciales que permitan satisfacer las necesidades presentes de los consumidores, sin comprometer la capacidad de satisfacer las necesidades futuras de las próximas generaciones. Para ello, el mercadeo sostenible debe asumir como misión reorganizar el comportamiento de la empresa, con la finalidad de contribuir a superar la tremenda crisis medio ambiental que enfrenta el planeta.

Como sucede con la implantación de una filosofía de marketing, aplicar la filosofía que hay detrás del mercadeo sostenible no puede limitarse a crear un departamento de que escriba memorándum sobre el tema. Adoptar la filosofía de este tipo exige que el respeto por el medio ambiente impregne todo el comportamiento de la organización.

El tema del desarrollo sostenible es mucho más amplio de lo que significa que durante el proceso de producción existe preocupación del fabricante por el consumo de energía y agua, y por la generación de residuos tóxicos. Es necesario que las empresas, preocupadas del desarrollo sostenible, desarrollen productos que hagan el mínimo daño al medio ambiente durante todo su ciclo de vida. Es decir, que la suma de los impactos generados durante la fase de extracción de la materia prima, de producción, de distribución, de consumo y de eliminación, sea de mínima cuantía, dando todas las facilidades para el reciclaje de los residuos y envases.

Próximamente se celebrarán en Galicia los Encontros da Mocidade Galega pola Sustentabilidade EMGS (Encuentros de la Juventud Gallega por la Sostenibilidad), un proyecto que pretende ser el primero de una série anual dónde se capacite a la siguiente generación de líderes y pensadores gallegos.

El proyecto de estas jornadas lo promueve denha, asociación para el desarrollo y entrenamiento de habilidades, en colaboración con SEA Galicia, iniciativa empresarial que aspira a hacer de la sostenibilidad una de las ventajas competitivas de Galicia.

Más info a partir de Octubre en la web www.denha.org

Reflexionando sobre el tema, pienso que en este tema tan importante en nuestra economía como es el consumo, deberíamos empezar a darnos cuenta que no se puede continuar con este modelo de consumo indiscriminado e insostenible. Imagino que las grandes compañías no estarán de acuerdo conmigo porque esto podría significar que las cosas se deberían hacer de una manera más racional y no llevar a cabo acciones masivas de acopio de recursos, producción, publicidad y venta a cualquier precio sin tener en cuenta ni los efectos que ese consumo indiscriminado puede acarrear tanto al entorno como al modelo económico en general.

Yo sin ninguna duda abogo por una reestructuración del modelo de consumo desde el comienzo, desde la educación, llevando a cabo tanto en colegios como en los hogares, un tipo de educación basada en valores. No hablo de valores morales ni nada por el estilo, hablo de ser responsable con el entorno, con los recursos, con la energía, con la tierra, con el dinero y en definitiva con los demás. Hablo de responsabilidad social. Hablo de construir el futuro desde el respeto, de generar beneficios de una manera más equitativa, de redistribuir, de ser solidario y de llevar a cabo acciones de marketing más estudiadas y comprometidas.

Javier Varela
www.theorangemarket.com