el blog de marketing de Javier Varela
Header

Los españoles somos infieles a las marcas

Los españoles somos infieles por naturaleza… al menos, en lo que a marcas se refiere. Así se desprende del estudio ‘Loyalty Monitor 2017’ realizado por el Instituto DYM para Galanta, la Unidad de Negocio de Mediapost Group especializada en desarrollar vínculos entre las empresas y sus clientes con soluciones de fidelización, captación e incentivación.

Según dicho informe, sólo un 12% de los españoles elige una única marca pase lo que pase mientras el 86% cambia dependiendo de las circunstancias. Dentro de este porcentaje, existen distintos grupos de comportamiento y, mientras que un 25% de los encuestados afirma tener varias marcas que le gustan y que alterna a conveniencia y otro 21% que suele comprar la misma pero no siempre, un 40% asegura no tener dependencia de ninguna marca.

Los resultados de ‘Loyalty Monitor 2017’ (estudio realizado mediante entrevista telefónica a más de mil personas de la Península y Baleares el pasado mes de marzo) también revelan que factores como el sexo y la edad influyen en nuestro comportamiento como consumidores. Por ejemplo, las mujeres son más fieles que los hombres (un 15% frente a un 9% se rinde ante un único logo) y, en general, los mayores más que los jóvenes. Así, los que tienen edades comprendidas entre los 56 y los 75 años son los más fieles a una marca concreta (34%), seguidos de los que tienen entre 36 a 55 años (23%). Los jóvenes de entre 16 y 35 años no llegan ni a un 18% de fidelidad.

Desde el punto de vista social también se observan diferencias relativas a la fidelidad o infidelidad de los españoles respecto a las marcas. Por ejemplo, los hogares con ingresos económicos más altos son los más fieles (19%), mientras que este porcentaje desciende al 9% en los de clase baja.

Otro condicionante a la hora de elegir (o no) una marca es el número de miembros de la familia: cuanto mayor es ese número menor es la fidelidad a una única marca.

Cuáles son los motivos para esta infidelidad

Este estudio también se ahonda en las causas de estos comportamientos y revela que, por encima de cualquier otro motivo, es el precio del producto el determinante. Por ello, más de la mitad de los entrevistados (51%) asegura que cambia de marca si encuentra otra de mejor precio o ve una oferta atractiva (43%) frente a un mínimo 6% que lo hace por el aburrimiento que le produce comprar siempre la misma.

Sin embargo, la investigación también advierte de nuevas tendencias importantes en cuanto a por qué elegimos una u otra marca y, junto con la satisfacción que proporciona usar o tener algo de esa firma (71%) o la relación calidad-precio (47%), empiezan a destacar factores como que sea una marca sostenible y/o ecológica (aspecto decisivo para un 12% de los entrevistados) o que se trate de una marca local o nacional (12%).

¿Cambiamos igual de rápido de companía?

A diferencia de lo que pasa con las marcas, la fidelidad a las compañías es tres veces mayor y un 37% de los encuestados asegura que sólo son clientes de un único proveedor de telefonía, compañía de luz, agua, seguros, gasolineras, línea aérea, supermercado, etc.

Pese a ello, se observan patrones de comportamiento comunes y vuelven a ser las mujeres y los más mayores los que sólo utilizan una compañía. Así, un 44% de las encuestadas asegura ser fiel frente al 31% de hombres y casi un 60% de las personas con entre 66 y 75 dice no alternar nunca de proveedores o empresas. También por clase socio-económica existen diferencias y son las más humildes las más infieles (un 53% frente a un 36%), ya que usan varias compañías y las van alternando.

Entre los motivos para la fidelidad a las compañías, sólo un 40% es fiel porque le gusta o está satisfecho con el servicio contratado (en las marcas este porcentaje se elevaba al 71%) y el factor de la relación calidad-precio también baja enteros, de manera que los fieles por este motivo son un 31% frente al 47% que lo hace en el caso de las marcas.

Ante estos reveladores datos, se hace importante las marcas como las compañías pongan en marcha acciones y programas encaminados a la fidelización del cliente final con el objetivo de conocerlo mejor, crear un canal de comunicación con él, convertirse en su primera opción de compra o contratación y atraer a nuevos clientes a través de las recomendaciones personales.

Puedes descargarte el Estudio Loyalty Monitor 2017 completo aquí.

Me lo envía Ana Vázquez de Trescom Comunicación.

imagen | vía

………………………………………………………………………………………………………..…………..

Si te ha parecido interesante esta publicación suscríbete al feed rss o recibe nuestras publicaciones suscribiéndote por email.

Puedes seguirme en twitter en @javiervarela

IZO-Twitter-Engage-01-2011-header

La consultora IZO, acaba de publicar un estudio que analiza la presencia de 75 grandes compañias españolas en Twitter y su relación con clientes

Este estudio está orientado a analizar la forma en la que los clientes y las compañías se relacionan a través de las redes sociales, identificando tendencias y aprendiendo de las mejores prácticas. Una forma de ver si las empresas españolas interactúan de verdad en la red o sólo lo parece.

Este estudio de presencia de las Marcas españolas en Twitter nos permite tener “una foto actualizada” sobre cómo utilizan 75 empresas españolas Twitter en sus relaciones con sus clientes.

En esta infografía puedes ver un amplio resumen del mismo, y si lo prefieres, descárgate aquí el Estudio de Presencia de las Empresas Españolas en Twitter.

IZO-Twitter-Engage-01-2011-body

más info | IZO

Compra-online

Yahoo! ha dibujado el perfil de un nuevo tipo de consumidor bautizado como `el responsable de compra moderno´. El estudio `Compradores modernos: Internet conquista los hogares´ – elaborado por la compañía a partir de datos de EGM, AIMC Marcas y TGI Net- revela que estos nuevos compradores son usuarios diarios de Internet. Situados en una franja de edad comprendida entre los 25 y 45 años, tienen un mayor poder adquisitivo, son más consumistas, marquistas y se muestran más abiertos a nuevos productos, que los consumidores tradicionales.

El estudio confronta los hábitos de consumo de estos nuevos compradores, con los de los responsables de compra tradicionales, cuya edad es superior a los 45 años, cuentan con menores ingresos y son menos afines a las marcas. Y son, principalmente, consumidores de medios más tradicionales como la televisión.

El uso intensivo de Internet es una de las claves de estos nuevos consumidores: más del 64% de los individuos de este nuevo perfil se conecta diariamente a la red, porque les ahorra tiempo (el 82% de los encuestados) y lo consideran un medio imprescindible (el 81%).

La causa es que los responsables de compra modernos tienen una mayor demanda de información: para el 38% de ellos la Red es el primer lugar de búsqueda de información y uno de cada cuatro prefiere la publicidad en la web, precisamente porque considera que contiene más información sobre los productos.

El 24% afirma visitar webs anunciadas. Internet es, por tanto, un punto de referencia para estos responsables de compra modernos: el 37% de los encuestados afirma que la Red les ayuda más en sus decisiones de compra que los spots televisivos. Y el 13% confiesa que la información recibida por Internet le influye a la hora de escoger marcas. De la misma manera, un 42,2% de los consumidores visita el sitio web de un producto o marca específica para obtener más información. Y el 26,3% consulta las opiniones de otros internautas para tomar decisiones sobre compras importantes.

Internet supone en España el tercer medio por inversión, sin embargo, el grueso de las marcas de gran consumo busca todavía a su público objetivo en la programación televisiva. El informe demuestra que la Red es el soporte por el que apostar y que websites como Yahoo! son idóneos para este target, que accede un 61% más que los responsables de compra tradicionales: el 59% de los usuarios de Yahoo! recurre a Internet antes de efectuar compras y el 63% asegura que el motivo es que encuentra información sobre productos y marcas que no puede adquirir en otros lugares.

Por sectores, las marcas de alimentación son las menos conscientes de la influencia de Internet en la decisión de compra, a pesar de que el gasto de los responsables de compra modernos en esta área es un 8,5% superior al del consumidor tradicional y la Red es su medio más afín. Un dato revelador en este sentido es que un 86% de los usuarios de Yahoo! es consumidor de platos preparados y su gasto semanal en este apartado es de 93,3 euros semanales de media. Además, el sector de la alimentación tiene un recuerdo en Internet un 30% superior.

Pero, ¿cómo llegan los consumidores a las páginas?. Combinar una buena campaña de buscadores,  publicidad gráfica y boca-oreja es indispensable para gozar de una buena posición en Internet. Las mejores campañas serán aquellas que conjuguen afinidad, relevancia, innovación y confianza: el 19,5% prefiere ver anuncios relacionados con las webs que visita y el 21,5 % presta más atención a los anuncios de los sites que son de su confianza.

Estudio realizado por Yahoo! que me envía Carolina Bao de trescom.

Este es el link de la imagen.