“El cannabis tiene un gran marketing que hay que contrarrestar: no es una droga inocua”

noviembre 24th, 2006 Publicado por posicionamiento, reflexiones, Sin categorizar, varios 20 comentarios en ““El cannabis tiene un gran marketing que hay que contrarrestar: no es una droga inocua””

marketing cannabis

El texto siguiente es un extracto sacado de una entrevista realizada por Irene Alonso del periódico La Nueva España, a Pilar Álvarez, Consejera Técnica del primer Plan nacional sobre drogas.

La entrevista es algo más extensa pero me he parado especialmente en esta pregunta, porque he visto que sobre el cannabis, se hacia referencia al término marketing y que la señora Pilar Álvarez hacia referencia a algo que en realidad bastante tiene que ver con lo que es el marketing y más concretamente con el concepto del posicionamiento.


Pregunta: “-¿El cannabis es la droga tolerada?”

Respuesta: -Los esfuerzos deben centrarse en la demostración científica de que no es una droga inocua. Incluso admitiendo que tiene menos efectos nocivos a corto plazo que el alcohol, no deja de ser una droga. El cannabis, que se consume mayoritariamente en forma de hachís, tiene un marketing magnífico, mejor incluso que el del alcohol: que si es mejor que el tabaco, no produce cáncer, es ecológico y tiene un uso médico… hay que hacer, en ese sentido, contrapublicidad. ”

Voy a empezar con una frase que obviamente no es mía. “El marketing no es una batalla de productos, es una batalla de percepciones“. Qué quiero decir con esto, sobre todo, que así de buenas a primeras, considero que la contrapublicidad que la señora Pilar Álvarez demanda, es más que probable que caiga en saco roto. Lo más normal es que la contrapublicidad de la Administración tenga un ROI demasiado bajo para compensar la inversión que requiere. Entiendo que mis palabras son frías y que en temas de tanta sensibilización social, una campaña de nosecuantosmilesdeeuros que consiga apartar a un joven de las garras de la droga, habrá compensado, pero yo no digo que las campañas no estén bien, pero marketinianamente y en términos de objetivos, que es como se deben llevar a cabo las acciones de marketing, esa no es la solución.

Los jóvenes y los no tan jóvenes tienen una percepción del hachís y del cannabis, como de buen rollo. Lo dice en la entrevista, el hachís, tiene un marketing magnífico. Eso son percepciones por parte de la gente, de las personas. Es más sano que el alcohol, más sano que el tabaco (y estos dos elementos los consumimos a diario sin el menor pudor), es ecológico (fíjate, con lo que eso significa hoy en día), y para aún por encima, tiene uso médico. Casi nada. Yo añadiría alguna más. Es sinónimo de libertad, de rebeldía, de buen rollo, de risas, de amigos, de grupo y de muchas cosas más. Con todo esto, con todas estas percepciones que tiene la gente a la que va dirigida esa “contrapublicidad“, ¿cómo convences tú a una persona joven, que cree firmemente en lo que piensa?, ¿que está en plena revolución contra el mundo de los mayores?, ¿que se comunica en grupo y se aferra a los dictámenes de su tribu?, ¿que piensa y percibe esa sustancia como más light que el alcohol y el tabaco que sus padres, sus profesores y sus vecinos consumen a diario?. Yo lo veo complicado, mi opinión es firme en este sentido.

Un grupo de jóvenes que se están fumando un canuto alrededor de un televisor que en ese momento emite un spot sobre los males que produce el cannabis, en ese momento, aunque no hayan empezado a fumar, van a sonreir con el spot, comentarán entre ellos que nada de eso es cierto, y casi nunca reconocerán, que lo que se les intenta transmitir acerca de las características reales del producto, sea cierto. ¿Por qué esto es así?, sobre todo porque la idea que se les está intentando vender en el anuncio, va en contra de sus percepciones, y eso, casi nadie lo admite. Intentemos pensar como chavales de catorce o quince años. ¿Por qué la publicidad de productos y servicios, a base de machacarlos les convence?. Pués generalmente porque comulga con sus aficiones, con sus gustos, con la solución de sus problemas. Porque viaja en su moto acompañándoles en su adolescencia y haciéndoles crecer en la escala social a medida que poseen más cosas de no se que marca.

La publicidad de marcas, no va contra ellos, va contra lo que ellos quieren que vayan. Los mayores, los viejos, los aburridos, los fracasados, los frikis. La publicidad les reafirma en sus pensamientos, la contrapublicidad no. Va contra ellos, contra lo que creen firmemente, y eso, en publicidad y en marketing, normalmente es sinónimo de fracaso.

El problema aquí no es de publicidad, el problema es otro. a mí no me corresponde saber cuál es el verdadero problema, pero quizás empieza por la educación. Una vez que la mente ha elaborado sus percepciones, solo la edad puede cambiarlas, y esto a los adolescentes, les suena a frase de padre…

No estaría mal que tu también dieses tu opinión y aportases tus ideas. A mí y seguro que a todos los demás lectores, nos encantaría conocerla.

Tags: , ,

20 comentarios en ““El cannabis tiene un gran marketing que hay que contrarrestar: no es una droga inocua””

  1. Anonymous dice:

    Mi opinión es muy sencilla y siempre que la he expuesto ha dado lugar a largas discusiones, pero permanezco firme. Los problemas del cannabis (y otros problemas “similares”) se solucionan con:

    Cultura, cultura, cultura, cultura, cultura (elevado a n)

    Y con esto no hablo de educación (que hay mucha educación sin cultura) ni de “culturetas y buen rollismo porque me leo los best seller del verano”.

    Hablo de cultura y cultura y cultura…. uno de los bienes más escasos de nuestra sociedad hoy y que cada día gobiernos, intereses políticos y económicos, publicidad y marketing y más y más factores, nos la van “robando”.

    PD: Digo esto sin acritud, que me dedico el 80% de mi tiempo al marketing (amén de otras cosas que siempre hay que hacer)

  2. Javier Varela dice:

    Estmado/a anónimo/a, no me cabe la menor duda que con la cultura se solucionarían muchos problemas que afectan a esta sociedad que cada vez está más idiotizada, entre otras cosas gracias a los que nos dedicamos a esto de alguna manera. De todas formas pienso que este tipo de sustancias que casi nadie percibe como dañinas y por el contrario son vistas como inocuas y hasta beneficiosas, no son fáciles de combatir porque sus efectos no son visibles a corto plazo. Yo evidentemente no tengo la solución y pienso que es bastanet complicada, la cultura sin niguna duda ayudaría a muchísimos problemas pero en una sociedad en que los valores más importantes son salir de copas, ser funcionario porque se trabaja poco, dar un pelotazo o hacer se famoso como los cutre-referentes que nos muestran cada día en la televisión…
    Es lo que estamos creando entre todos, así que tampoco nos vamos a echar las manos a la cabeza. Un saludo y muchas gracias por aportar tus ideas y fomentar el debate :-)

  3. Anonymous dice:

    Estimado Javier,

    digo cultura porque la cultura nos da valores, autocrítica, criterio, educación, capacidad de cuestionamiento, conocimiento, y un largo etc.

    Indudablemente, lo que tenemos lo hemos ido haciendo a poquitos y entre todos. E indudablemente, no vamos a echarnos las manos a la cabeza… al revés, deberíamos corregir lo que tenemos, entre todos, poco a poco, igual que como hemos ido construyendo esta sociedad. Seamos realistas, tenemos las herramientas perfectas para tener lo que tenemos, y coinciden con las herramientas que nos necesitamos para corregir, mejorar y cambiar una situación social, que, sinceramente, a muchas veces me deprime y me deja frío y vacío.

    La marihuana ha sido un pretexto para lanzar un comentario que pretendía ir un poco más allá.

  4. Javier Varela dice:

    Hola de nuevo anónimo/a. suscribo todas y cada una de tus palabras y sin niguna en nuestras manos está el intentar cambiar las cosas pero por lo que puedo apreciar en el sistema en el que nos vemos envueltos, cada una de nuestras herramientas está actuando en contra de lo que mucha gente quiere pensar. Hoy en día, en el que todo se compra y se vende, casi no tienen cabida los valores, porque estos se ven ensombrecidos por la rentabilidad, por las ventas, por lo material, por las COSAS, en definitiva. Me encanta tu reflexión y pienso que es muy bueno que haya gente que piense que no todo vale. Si ninguna duda, la marihuana, el cannanbis o lo que sea, es una buena excusa, así que te emplazo a no dejar de aportar tus ideas y tus reflexiones. Un saludo y gracias por participar.

  5. DDAA dice:

    Uno de los mayores elementos de idiotización de nuestras sociedades son las campañas antidroga, estúpidas y mendaces donde las haya, a la par que totalmente ineficaces. Una cosa es convencer a la gente para que compre un producto totalmente inútil -la esencia del marketing-, y otra muy distinta es persuadir a los ciudadanos para que cambien de estilo de vida, y más si a la persuasión se la acompaña de garrotazos, como es el caso del cannabis.

    Los valores son algo muy diferente de la abstinencia. Un ultracatólico pensará que es un valor permanecer casto hasta el matrimonio, pero este “valor” no es compartido por la mayoría de la sociedad. Para determinado sector de la población, con el cannabis o cualquier otra droga ilegal ocurre exactamente lo mismo.

    Lo que pide Pilar Alvarez es una campaña de desinformación, porque es evidente que el cannabis es menos nocivo que el tabaco y el alcohol, nadie ha sido capaz de demostrar que produzca cáncer, no hay duda de que su cultivo es -a veces- ecológico y tiene varios usos paliativos (y otros terapéuticos que convendría investigar) aceptados plenamente por la comunidad científica. Eso sí, ninguna de estas características del cannabis es un argumento de peso en favor de su legalización, y en absoluto se puede decir que sea una droga “tolerada”, como capciosamente plantea el periodista.

    Lo que ocurre es que no hay democracia en el mundo que pueda poner un policía en la chepa de cada ciudadano (2,5 millones en españa) para impedirle fumar cannabis. Y Alvarez se olvida de un elemento del marketing cannábico que sí se podría cambiar, y es el efecto “fruto prohibido”, citado por un 37 por ciento de los usuarios como razón para tomar drogas.

  6. Anonymous dice:

    La comparación anterior no es válida, para un ultracatólico no es un valor ser casto hasta el matrimonio, sino una obligación, de hecho, en caso de no llevarlo a cabo, se encuentra en la situación de tener que pasar por una penitencia.

    La desinformación que dice quiere llevar a cabo la Sra. Álvarez, es la que él posee en parte, el cannabis al combustionarse produce humos nocivos que pueden llegar a provocar cáncer, y eso es innegable.

    No se deberían disfrazar mentiras de bonitas palabras, únicamente conseguirán engañar a los que se fijen en la mera estética del texto, por desgracia, hay unos cuantos con los que sí funcionará el truco.

  7. DDAA dice:

    Muy poco esfuerzo ha dedicado el anónimo a intentar desmontar mis argumentos. Dado que sólo responde a uno (sin datos), será que considera que no me he equivocado en los demás No se ha probado la relación entre cannabis y cáncer. No existe un solo estudio en el mundo que haya probado esta relación. No hay mucho más que decir.

  8. Anonymous dice:

    Si el humo de cualquier combustión no es nocivo, todo será dar bocanadas de cualquier tubo de escape.

    He visitado el link del tal ddaa, en mi opinión hacer campaña a favor de la legalización de la manera en que la llevan a cabo por la red me parece cierto tipo de spam encubierto.

  9. DDAA dice:

    Tiene cojones que un anónimo me acuse de spam encubierto. Muy bueno lo del humo de los coches, pero he pedido una simple prueba de que el cannabis produce cáncer, no una falacia lógica de lo más burdo.

    Ayer vi un excelente artículo que harían bien en leer las autoridades sanitarias. Se titula “Cómo hacer que las drogas sean aburridas en cinco sencillos pasos”

    Gran parte del marketing que denuncia Álvarez es responsabilidad de los gobiernos, no de imaginarios lobbys ni del Priorato de Sión.

  10. Anonymous dice:

    Acerca del spam, no tengo nada que decir, puesto que yo no hago publicidad ni tan siquiera de mí mismo, al ser anónimo.

    Si consumes cannabis quemándolo, se produce una combustión de materia orgánica (Carbono como elemento fundamental de la vida + Oxígeno, eso hace que se formen enlaces de C+O (CO, CO2 etc…) que entran en tus pulmones, los cuales, está demostrado que en cierta cantidad y durante una exposición prolongada, producen que las células se reproduzcan de forma anómala, lo que es: cáncer, no digo que no sean compuestos que no esten en el ambiente, pero ya bastante hay como para seguir introduciendo más en los pulmones.

  11. DDAA dice:

    Gracias por el cursillo acelerado de química. Ya sé que el cannabis contiene elementos potencialmente cancerígenos, pero lo que pido es un documento, un enlace o lo que sea, donde se diga que se ha probado que la incidencia de cáncer en fumadores de cannabis es de X magnitud.

    Por de pronto, yo te paso dos donde se niega o se discute esta relación:

    Cannabis cancer risk played down
    Según un estudio caso-control fumar cannabis no provoca cáncer

  12. Anonymous dice:

    Es necesario qué un estudio físico demuestre que el Sol emite luz para qué tu sepas que la emite? Lo sabes porque lo ves, no necesitas más que la propia experiencia para afirmarlo, es un símil que podría valer para el caso anterior, no puedo poner un estudio porque, francamente, no tengo tiempo de andar buscando, pero si el cannabis emite sustancias que provocan cáncer (reconocidas) por qué no va a ser cancerígeno?
    Gran trabajo has realizado buscando esos estudios, pero creo que el único válido será en el que no haya intereses de por medio, en mi opinión, ni esos, ni los del PNAD ni de los de diferentes y diversas organizaciones valen para nada, cada uno barre para casa.

  13. DDAA dice:

    Las comparaciones ajustadas no son lo tuyo. Los daños cerebrales no son tan evidentes como la luz del sol. Y las sustancias cancerígenas (como las que se pueden encontrar en miles de productos químicos de uso cotidiano que a nadie le ha dado por prohibir) necesitan una exposición determinada para producir cáncer, cosa que nadie ha podido demostrar en el caso del cannabis y sí en el del cigarrillo.

    Si ningún estudio vale, se acabó lo de decir que el cannabis produce cáncer. La carga de la prueba cae del lado del que afirma.

  14. Anonymous dice:

    A ver, creo que no has entendido lo que he dicho: los compuestos que emite el cannabis al ser quemados, son cancerígenos (CO, CO2 etc…), sí, hay que exponerse a ellos durante un determinado tiempo (eso ya te lo dicho antes, parece que no lo has leido y me quieres informar de ello).
    Los daños del cerebro son tan evidentes como la luz del sol, sino mira como se detecta la epilepsia, como se encuentran trastornos psicóticos, hay gente muy especializada en ello.
    Los estudios no valen de nada (siempre y cuando haya algún organimo que los subvencione), pero lo que es claro y está demostrado (bajo ningún efecto del dinero) es la intervención de esos gases en el cáncer, cierto que muchos productos que consumimos son cancerígenos si se supera cierto nivel, no he dicho lo contrario, pero no sé a colación de qué viene esa frase… en fin, decir otra cosa, creo que en nigún comentario he dicho que el cannabis (sin quemarlo) produzca cáncer o cualquier otra distorsión en el cuerpo humano, no voy a entrar en ello, puesto que conozco demasiado la lista de contra-razones que se esgrimen en tales casos.

  15. DDAA dice:

    Estoy de acuerdo contigo en que los estudios realizados a instancias de organismos antidroga (como el NIDA) no sirven de nada. Ahora bien, cuando algún gobierno encarga un estudio donde se revisa toda la evidencia disponible de forma neutral, hay más razones para tomar en cuenta sus conclusiones. Lo malo es que estos estudios se publican una vez y ya no se vuelve a saber más de ellos, mientras que las noticias de los pequeños estudios son continuas en los medios de comunicación. Algunos casos del primer ejemplo:

    Gran Bretaña, Informe de la Cámara de los Lores de 1999: “Aún no hay evidencia epidemiológica de un aumento del riesgo de cáncer de pulmón, pero, por analogía con el tabaco fumado, tal relación podría tardar entre veinticinco y treinta años antes de mostrarse como evidencia, y el uso generalizado de cannabis inhalado en las sociedades occidentales data de los años setenta. Existen algunos informes que muestran una incidencia en aumento de cánceres de boca y garganta en jóvenes usuarios de cannabis, pero hasta ahora la muestra estudiada es demasiado
    pequeña y no se ha podido establecer una relación causa-efecto.”

    Informe Roques del Ministerio de Sanidad Francés:

    EFECTOS SOBRE EL SISTEMA RESPIRATORIO
    Los efectos tóxicos más previsibles del cannabis están asociados a su utilización excesiva por inhalación. En efecto, las mismas concentraciones de sustancias cancerígenas (fenol, nitrosaminas, sustancias poliaromáticas, etc.) se encuentran tanto en el humo de los cigarrillos como de los porros (informe de la British Medical Association, 1997).

    Son éstos los efectos más peligrosos en caso de uso muy frecuente de cannabis, pues conducen al riesgo de tumor pulmonar, además, su consumo no disminuye el del uso del tabaco. Por otro lado, han sido observadas inflamaciones bronquiales entre los grandes consumidores de porros (más de 10 por día), así como problemas asmáticos y alteración de las funciones respiratorias (Tashkin et al. 1987), aunque no todos estos efectos han sido encontrados en todos los estudios (Gil et al. 1995).

    Uno de los peligros de la inhalación de cannabis reside en el hecho de que ésta es más profunda y el aire inspirado es más caliente. Sin embargo, no existe un estudio epidemiológico que demuestre que la asociación cannabis y tabaco sea un factor de riesgo superior al tabaco solo para la incidencia de cáncer pulmonar y la insuficiencia respiratoria crónica.”

    Podríamos seguir con informe tras informe y en todos ellos nos encontraríamos con lo mismo, es decir, con lo que yo vengo diciendo desde hace varios mensajes.

  16. PJ dice:

    El ejemplo de la luz del sol es absurdo, con todos mis respetos. El método científico consiste en proponer una tesis y constatarla como válida mediante pruebas. Ya sea la incidencia de tumores entre los consumidores de cannabis como la radiación de fotones en el sol, o lo que sea.

    Pero bueno, a lo que yo iba. Veamos, el CO o el CO2 no provocan cancer necesariamente o especialmente. Para empezar, CO2 lo exhalamos constantemente al respirar, por poner un ejemplo.

    Otros elementos de una combusitión, sí. Incluso las altas temperaturas irritan las mucosas y bla bla… de todos la inhalación pro combustión no es la única forma de consumir cannabis. Se puede ingerir debidamente preparado, inhalar vaporizado sin que exista combustión o aplicar a modo de aceites esenciales, por decir algunas maneras.

    Y ya no desvío más la charla. Perdonad si os he molestado en algo. Felicidades a mi paisano gallego por su blog.

  17. Javier Varela dice:

    Gracias a ti tb pj. Es bueno tener galegos por aqui :-) Saludos

  18. irene dice:

    HOLA!
    Ya se que quizá llego un poco tarde para poner comentarios, pero me estaba buscando por Internet (vanitas vanitatum) y me he encontrado con toda una polémica armada alrededor de una entrevista.
    La verdad es que he leido unas aportaciones muy interesantes, los periodistas a veces usamos las palabras de una forma un tanto irreflexiva, las lanzamos al mundo y ni paramos en el efecto que pueden provocar… Para mí ha sido todo un descubrimiento, un saludo
    irene

  19. Anonymous dice:

    Javier Varela, un aplauso por su sintesis porque realmente creo que es la pura realidad joven y española.
    Desde hace cerca de cinco años el consumo de cannabis, además de otras drogas como la cocaína, está aumentando aceleradamente, a la par que la publicidad IRREAL que dota a los jóvenes consumistas de una visión líquida y poco estable.
    Nos quejamos de muchas cosas los jóvenes: el paro, el precio de los pisos, el trabajo…que en verdad sí son edificaciones poco sólidas, y me explico: el gobierno penaliza el consumo de drogas,utiliza la contrapublicidad, y los problemas continúan.Yo quiero sentirme en una realidad, porque cuando salgo a la calle veo apariencias vestidas de trajes de Versache y sonrisas mal pintadas.Todo esto lo comento para llegar a la conclusión de que, yo como joven, no quiero fumarme un porro ni meterme una raya para sentirme parte de un grupo, porque esto supondría contribuir al consumo material y perder mi identidad. Y yo paso. ¿Drogas asociadas a la publicidad? ¿Modelos anorexicas que consumen cocaína? ¿Drogas asociadas al lujo y a la buena vida? TODO MENTIRA.

  20. Anonymous dice:

    LEGALIZAR LA MARIHUANA?

    La ley 20.000 sanciona el tráfico ilícito de aquellas sustancias o drogas estupefacientes o psicotrópicas capaces de producir dependencia psíquica, efectos tóxicos o daños a la salud, dentro de las cuales se encuentra la marihuana. Sin embargo, como en Chile existe un movimiento que busca despenalizar la cannabis a continuación vamos a imaginar un país con marihuana legal y exploraremos algunas de sus posibles consecuencias.

    Cajetillas de marihuana y fumadores pasivos:

    Según el sitio http://usuarios.lycos.es/tabaco/tabac.html, el tabaco se masificó cuando se inventó la maquina para hacer cigarrillos (1875).
    Antes de eso, hacer uno era lento e incómodo, y después se podía fumar en cualquier momento mediante cómodas cajetillas de 20 unidades. No hay nada que indique que ante una eventual legalización de la marihuana el paso lógico no sería este mismo fenómeno del surgimiento de cajetillas de marihuana, lo cual convertiría el fumar esta droga en algo instantáneo y que se podría hacer en cualquier lugar, lo que sin duda masificaría su consumo. Milton Rojas, Psicólogo clínico peruano, contaba que el 75 % del humo del tabaco es consumido por los fumadores pasivos y dice que esto mismo pasa con la marihuana. Si uno comparte la misma habitación con gente que fuma marihuana, solo por respirar absorberá el 75 % de su humo, e incluso le dará positivo ante un examen toxicológico. Y eso sin contar el olor. Imagínese en un auto con un chofer que fuma sin poder abrir la ventana, o entrando a una casa donde se este fumando, y luego con el olor impregnado en las cortinas, en los sillones, la ropa, el pelo, etc.

    Evolución del tráfico y de los consumidores:

    Con una hipotética legalización, las tabacaleras transnacionales ampliarían su negocio ofreciendo también marihuana. Esto dejaría al traficante tratando de vender artesanalmente lo que cultiva en su patio y compitiendo con productos más baratos y disponibles en todos lados. En este desfavorable escenario económico, el traficante aprovecharía su cartera de clientes para cambiarse a otra droga ilegal conocida, o para importar alguna otra variedad como el haschisch o aguna otra sustancia sustituta, como la heroína.

    Los consumidores también cambiarían, atraídos por la aparición de drogas nuevas, que representen mejor su ideología o su postura contracultural, y por supuesto se sumarían aquellos que jamás se les habría ocurrido fumar marihuana cuando era ilegal. En este escenario, probablemente el primer cigarrillo fumado por los niños a escondidas sería de cannabis, hurtado del velador de papá., sin mencionar aquellos que le encienden el cigarrillo a los padres, o a los que éstos le convidan una “piteadita”.

    Apatía informativa versus publicidad agresiva:

    Antonio Escohotado (¿Legalizar las Drogas? Criterios Técnicos para el Debate; Editorial Popular, España, 1991) afirma que las drogas deben ser legalizadas para asegurar su calidad y eliminar accidentes por consumo de sustancias tóxicas y adulteradas, y que el poder de autocontrol del ser humano y una buena educación mantendrán el consumo en niveles aceptables.

    Lamentablemente no considera la apatía del individuo por informarse responsablemente, ni la maquinaria publicitaria de las tabacaleras. Por ejemplo, todos sabemos las consecuencias que tiene el beber en exceso, sin embargo en los principales balnearios de nuestro país bellísimas promotoras, gigantescos escenarios y un apabullante repertorio de mesas, quitasoles y gorros invitan -yo diría que con mucha efectividad- a los veraneantes a consumir.
    Por otro lado, aunque todo el mundo es conciente de los daños del tabaco, hay gente que siente atropelladas sus libertades individuales por la foto de Don Miguel, y se resisten a la idea de una campaña similar con el alcohol.

    ¿De legalizarse la marihuana, habrá gente dispuesta a ignorar el acoso publicitario y la tradición cultural para informarse seriamente de los riesgos de su consumo abusivo? Algunos como Escohotado sostienen que las drogas debe legalizarse y que se debe educar a la población para que las consuma con responsablidad ¿Cuánto tiempo llevará instaurar un programa obligatorio de educación de drogas en los colegios y que se aplique efectivamente, un año, dos, diez? ¿Cuánto tiempo demoraría este mercado legal en mejorar y potenciar los efectos de la marihuana si hoy ya hay bebidas con más cafeína o que mezclan cafeína con alcohol?¿Cuánto tiempo pasará antes que los mismos movimientos pro legalización de la marihuana quieran despenalizar las demás drogas usando los mismos argumentos de libertades individuales, disminución del narcotráfico, y atracción por lo prohibido?

    La Marihuana no se legalizará:

    “Nunca hay que decir Nunca” advierte un columnista del diario colombiano eltiempo.com, sobre esta materia. Sin embargo, un país no puede desconocer unilateralmente convenios internacionales sobre políticas de drogas, y para que el mundo cambie de parecer a este respecto podrían bien pasar 10 años o más, como bien apunta otro columnista del también colombiano semana.com. Ahora, Milton Rojas entrevistado para laopinon.cl ya mencionaba que incluso en países como Jamaica y Holanda hay fuertes movimientos sociales que piden reevaluar sus políticas de drogas y más recientemente, el sitio stopthedrugwar.org informa sobre una encuesta realizada a adultos brasileños por el diario Folha de Sao Paulo donde un abrumador 79 % cree que el fumar marihuana debería seguir siendo considerado un crimen, y donde un apenas 18% apoya su legalización. Nadie lo sospecharía de un país donde la alegría y el carnaval parecen ser los más grandes del mundo.

    Basthián C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Current day month ye@r *

Javier Varela

Javier Varela - the orange market - el blog de marketing

Categorías

Próximos Cursos

Noviembre 2018
Esc. Negocios IESIDE
Curso: “Programa Especializado en herramientas de marketing digital para la PYME".
AMTEGA (Santiago de Compostela)

01/10/2018
EOI - Escuela de Organización Industrial
Curso: “Digital Branding".
Vilanova de Arousa

04/09/2018
Esc. Negocios IESIDE - Clúster de Turismo
Conferencia: “Marketing Digital para el Turismo".
Santiago de Compostela

29/05/2018
CDTIC - AMTEGA
Charla: “Marca Personal e Identidad Digital”.
Santiago de Compostela (FINALIZADO)

23/02/2018
CZFV - VIA EXTERIOR
Taller Práctico: “Internet & Redes Sociales como canales de comunicación Internacionalización”
Vigo (FINALIZADO)

---
Ver todos

También estoy en

Logo Javier Varela

Banner solidario