el blog de marketing de Javier Varela
Header

Infografía Barómetro Social Commerce 2014

Social-Buy, ha lanzado el “Barómetro sobre el Social Commerce en España en 2014”. Esta es la segunda actualización del estudio que realiza la empresa tras la primera publicación en 2012 sobre una muestra de 1.450 empresas distribuidas a lo largo del sector.

El Social Commerce incorpora a cualquier proceso de compra online la identidad 2.0 del comprador a través de su perfil de redes social. Utilizando el potencial del Social Graph se genera enormes posibilidades de personalización en la experiencia de compra entre la comunidad de amigos o conocidos del entorno digital.

El Social Commerce se define como el comercio electrónico de nueva generación que le dota de inteligencia social, aportándole un valor añadido a la compra online que permite mejorar los resultados alcanzados en términos de conversión.

El “Barómetro sobre el Social Commerce en España 2014”, tiene como objetivo investigar el grado de utilización de estas herramientas por parte de las empresas españolas y aportar información clave para conocer la evolución del comercio online basado en redes sociales. Además, el estudio explora la aportación competitiva de las redes sociales como nuevo canal de venta electrónica y estima la tendencia de crecimiento a corto plazo.

Realizado entre noviembre de 2013 y diciembre de 2014, la metodología integra un análisis cuantitativo y cualitativo y establece un punto de referencia para la evolución del Social Commerce, una actividad que según este barómetro, augura un gran futuro.

Las 8 conclusiones del “Barómetro del Social Commerce en España 2014”

  1. 1 de cada 5 empresas ofrece ya sus productos mediante estrategias de Social Commerce, destacando un aumento sustancial en aquellas empresas (44%) que hacen uso del mismo para el lanzamiento de ofertas y promociones especiales.En lo que refiere al canal directo de venta, hemos comprobado como la cifra de empresas que usa algún perfil social para vender sus productos de manera exitosa se ha duplicado desde 2012 llegando a un 18%.
  2. Facebook y Twitter se asientan como las redes seleccionadas por los usuarios en la práctica de Social Commerce con un 26 % y 14% respectivamente y cabe destacar como Instagram se acerca con fuerza a Pinterest, estrenándose como nuevo canal de venta en 2013. Estas cifras son proporcionales a la penetración de cada una de estas redes sociales en España.
  3. El 64% de las empresas consideran que las redes sociales aportan una ventaja competitiva en la ampliación de canales de venta online y son conscientes de su gran potencial para el crecimiento de las empresas, mostrándose un incremento de 17 puntos con respecto al estudio del barómetro realizado en 2012.
  4. El 24,6% de las empresas que venden por Internet, utilizan Facebook para la venta directamostrando un alto grado de satisfacción (8,6 sobre 10).Esto muestra la elección de Facebook como plataforma social de referencia e indica su elevada aportación de valor a la experiencia de compra.
  5. El barómetro también ha revelado que 6 de cada 10 empresas que utilizan el e-commerce como canal de venta incorpora alguna funcionalidad social en las plataformas de venta online para mejorar los procesos de experiencia de compra. Esto demuestra como la inclusión del e-commerce de nueva generación mejora los procesos de decisión de compra online.
  6. Por otro lado, los sectores más orientados al cliente (hostelería, turismo, educación y servicios) integran en mayor medida las redes sociales dentro de su estrategia comercial, por la inminente necesidad que tienen de acercarse a su público.
  7. El 43% de las compañías que usan las redes sociales, pero que no tienen negocio online, consideran Facebook como un canal de ventas a futuro. Además, destaca como el 37% de las empresas estiman que integrarán las redes sociales dentro de su estrategia de venta online, un dato que ha experimentado un crecimiento de 21 puntos con respecto al estudio de 2012. Este crecimiento remarca como el uso del Social Commerce, además de una realidad, es una apuesta de futuro.
  8. Finalmente el 66% de estas compañías que aún no usan las redes sociales consideran que éstas les ayudarán en un futuro próximo a aportar una ventaja competitiva en la estrategia de la venta online de sus productos.

El tercer Barómetro del Social Commerce desarrollado en España en 2014, constata la evolución del comercio electrónico de nueva generación entre las empresas españolas y la cantidad de empresas que apuestan por la rentabilización de su activo digital.

más info | descargar infografía

vía | Social-Buy

Ante el vertiginoso e imparable ritmo de cambios y desde la imperiosa y rápida necesidad de transformación de nuestras marcas, es recomendable y prioritario colocar al consumidor en el centro de nuestras estrategias de marca y de todas las dinámicas de cambio que se están produciendo en nuestro entorno.

Desde El Observatorio de Branding se pretende ayudar a que los consejos de administración, las organizaciones y gestores entiendan bien la nueva “música” que está sonando entre los consumidores y al son del cual nuestras marcas deberán irse adaptando y transformando.

Una música que demuestra ya que la conducta del consumidor se sale de las habituales y esperadas pautas y expectativas de consumo y que hemos tratado de formular aquí a modo de manifiesto en un decálogo.

Este manifiesto es el resultado de más de 22 tendencias detectadas y analizas desde el Observatorio de Branding en entorno, tecnología, compañías, challengers, empresas, investigaciones, desde ópticas diferentes y que son de impacto directo en nuestras marcas y su gestión. Es necesario conocer e interpretar bien esa nueva partitura que nos escriben los consumidores, para que logremos una rápida y eficaz performance y transformación de nuestras marcas.

MANIFIESTO DEL NUEVO CONSUMIDOR: UN DECÁLOGO

– Ayúdame en mi nueva y complicada situación. No te pases y sé comprensivo y generoso porque muchos lo estamos pasando mal.

– Demuéstrame y convénceme, con buenas razones porque ya no te creo. Voy a asegurarme además de lo que me dices preguntando también a otros.

– Yo no soy tonto: No voy a pagar más por lo mismo o algo parecido. Se razonable porque ahora compro sólo lo imprescindible.

– Facilítame la vida. No me líes ni me la compliques. Ahora tengo menos paciencia, tiempo y dinero.

– Sé más comprometido, responsable y humano. También me afecta lo que pueden estar haciendo a otros, la sociedad o el planeta. Mañana puedo ser yo. Y no quiero hipotecar el futuro de nadie.

– No tengo porque serte fiel: Las reglas han cambiado. Mucho ha fallado ya, … y tú puedes ser el siguiente al que pueda o tenga que dejar.

– Te vigilo, así que no hagas tonterías. Tengo la misma fuerza que tú y además sé cómo organizarme para reivindicar mis derechos.

– Ayúdame a vivir mejor o a disfrutar más por que ahora lo valoraré más.

– Quiero y necesito compartir mi suerte y mis experiencias con otros. Puedo y quiero dialogar contigo de tú a tú y quiero advertir a otros de lo bueno y lo malo de ti, si me lo preguntan.

– No me falles ni me traiciones: Sé sincero, claro, honesto y cumple con los compromisos que me vendes, porque ahora ya no olvido.

© Coleman CBX para el Observatorio

Probablemente leyendo este manifiesto vemos ideas que ya nos suenan, son promesas de marcas actuales y que las inspiraron para entrar como driver, canal o corriente de transformación relevante. Son conexiones de alto voltaje que pueden ser importantes revulsivos de revitalización y cambio.

Está clara que esta nueva música representa un antes y un después en el panorama de las relaciones de las marcas con sus consumidores y stakeholders. Un verdadero toque de aviso y fuente de inspiración estratégica para todas las organizaciones y para todos los responsables que toman decisiones en nuestras marcas.

El resultado de este veredicto es directo: Nuestras actividades, nuestro mix, nuestra forma de construir marca y de relacionarnos con los stakeholders deberá ir modelándose y cambiando para ajustarse a él y a buen ritmo: Porque la evolución de las pirámides de edad, junto a los avances tecnológicos y el momento que atravesamos soplan como fuerte viento a favor para esta enorme y profunda transformación.

Es preciso entenderlo rápido y bien cuanto antes. El nuevo consumidor está en cambio de época en el que ya nada volverá a ser igual.

Un warning silencioso pero que ya esta poniendo en jaque y que hará reinventar nuestras marcas: Tanto en su identidad, su orientación, su posicionamiento, sus discursos, sus creencias, sus actitudes como en su forma de relacionarse. Ahí es nada. Ahora o nunca.

Víctor Mirabet
Consejero Delegado de Coleman CBX para el Observatorio de Branding
www.colemancbx.com

Hoy en día es normal oír hablar del llamado Social Graph y su potencial para mejorar la experiencia de usuario en los procesos de compra online. Pero, ¿Sabemos realmente qué significa? Entendemos Social Graph como el mapa de relaciones que se generan entre usuarios dentro de una red social. De hecho, este concepto trasciende la esfera digital y no es nada más que el círculo social que se crea alrededor de cualquier individuo. Sin embargo, las redes sociales han contribuido a transformar este círculo de relaciones en algo mucho más medible y palpable.

Inicialmente, los grafos sociales se centraban únicamente en establecer relación entre las personas de su mapa, enlazando a usuarios entre sí sin tener en cuenta la conexión de los usuarios con otros elementos o entidades. Algunos, por eso, se dieron cuenta del potencial que tenía conectar dichos usuarios con sus intereses o gustos, evolucionando el concepto hacia el llamado Interest Graph. En este caso, tanto los usuarios como los elementos son tratados como objetos dentro del grafo. Cada objeto posee un identificador único que posibilita que todos se relacionen entre sí, independientemente de si son usuarios o elementos.En la actualidad, el grafo social aglutina en su interior los intereses, gustos y relaciones de los usuarios que lo conforman. Así, los usuarios dejan de ser números para convertirse en personas con un perfil único.

Esta información conlleva indudablemente una gran revolución en el mundo del e-commerce, ya que permite convertir los puntos de venta online en espacios interactivos y personalizados en función del grafo social de cada usuario. De este modo, las tiendas online dejan de ser instancias estáticas para convertirse en aparadores dinámicos capaces de ajustar su oferta en función de los gustos y preferencias del usuario visitante.

Asimismo, la integración del grafo social puede provocar un aumento de la tasa de conversión de los comercios online propiciado por “la confianza social” que se genera. Es decir, las personas valoran muy positivamente las opiniones de sus contactos próximos y la interacción durante el proceso de compra. Saber que un amigo lo ha comprado o que tu pariente te lo recomienda, puede convertirse en un desencadenante de compra.

En este sentido, han aparecido soluciones en el mercado que apuestan por explotar todas las ventajas y oportunidades que presenta el social graph para generar una experiencia de compra personalizada. Es el caso de los productos de Social-Buy.com, que aportan inteligencia social a los entornos de e-commerce, ya sean en Facebook o en las tradicionales tiendas online.

vía | Social-Buy para the orange market

Casos de éxito de F-commerce

26 julio 2012 | Publicado por: Javier Varela - (0 Comentarios)

El F-commerce no funciona. Por lo menos, esto es lo que alegan muchos ante el fracaso de grandes players y el desconocimiento general del medio desde la perspectiva de negocio. No obstante, cuando profundizamos en los casos de f-commerce que no han prosperado, nos damos cuenta de que la mayoría de ellos han basado su estrategia en la plasmación exacta de su espacio de ecommerce. Muchas empresas deciden crear “espejos” de tienda online dentro de la red social, sin incidir ni destacar las ventajas distintivas que les brinda el medio. En el ámbito físico, podría equiparse a montar una parada en la calle con todo el stock y todos los elementos propios de las tiendas en locales comerciales.

Toda estrategia de Facebook commerce requiere previamente de un análisis exhaustivo del medio así como también de una alineación con los objetivos corporativos de la empresa. En Social-Buy.com, han recopilado tres estrategias de éxito que han permitido dotar a las tiendas en Facebook de valor añadido y posicionarlas como un canal distintivo dentro de la estrategia comercial de las empresas:

Pre-lanzamientos en Facebook: un fan lo es en la medida en que considera que esa marca le aporta valor para serlo. De acuerdo con esto, las fanpages se convierten en un sitio ideal para demostrar a los fans el compromiso de la marca. Ofrecerles el producto en Facebook antes de lanzarlo al mercado puede ser una buena manera de potenciar el engagement. Así, la compañía genera interés en el lanzamiento y permite que la empresa pueda monitorizar el feedback de los fans que lo prueban por anticipado.

Little Debbie, empresa americana de snaks, pre-lanzó en Facebook su nueva línea de bizcochos de chocolate que ofreció en exclusiva a 25 de sus fans. Esto generó una mayor expectativa ante el lanzamiento además de propiciar un incremento en el número de fans y aumento en las ventas iniciales previstas.

Promociones limitadas y únicas: los seres humanos sentimos una debilidad innata hacia todo aquello que es exclusivo y único. Por eso, nos entusiasman las promociones limitadas temporalmente, las cuales tildamos de ‘oportunidades’. De acuerdo con esto, este tipo de acciones pueden encajar muy bien en el entorno Facebook, ya que se convierte en una manera de premiar a los fans por su fidelidad a la marca.

Este fue el caso de Nike Golf quien aprovechó el Master de Golf para ofrecer una colección limitada y en exclusiva de pelotas de golf para sus fans de Facebook. Según destacó Brian Carter, Responsable del Marketing Digital de Nike Golf, el lanzamiento dobló la interacción dentro de su fanpage y los ingresos generados a raíz de los códigos promocionales de la campaña superaron en creces el coste de la misma.

Un campo de pruebas para detectar insights: si una cosa tienen los fans es compromiso con la marca a la que siguen y ganas de interactuar con ella. Así pues, la tienda en Facebook se puede convertir en un entorno ideal para detectar creencias asociadas con determinados producto, conocer la opinión de los consumidores, etc.

En este sentido, 1-800-FLOWERS.COM conceptualizó su espacio de f-commerce como una fuente de insights que le permitió tomar decisiones de marketing para adecuar su oferta a los gustos de los consumidores.

vía | Social-Buy

Estos días se ha celebrado un evento en Galicia relacionado con los Social Media (vamos, las redes sociales de toda la vida :). El caso es que como en todos los eventos de este tipo, siempre surgen algunas voces que no quedan muy satisfechas con la jornada, y otras muchas, normalmente la mayoría pública, que podemos leer en twitter y demás redes en las que publicamos nuestras vidas, que se queda gratamente satisfecha.

Por supuesto, este evento, solo me sirve para iniciar una reflexión y no quiero personalizar en él este post, simplemente que me toca de cerca por cercanía geográfica, además de por próximidad temporal ya que se celebró hace escasamente unos días, pero el planteamiento que desarrollo, es extensible a los quinientoscuarentaycincomil eventos de Social Media que se celebran a lo largo y ancho de todo el territorio que queráis imaginar.

En el caso de los eventos denominados de Social Media, normalmente surgen pequeñas discrepancias de opinión que en desde mi punto de vista vienen de una mezcla de conceptos que se confunden y se entremezclan en una especie de revuelto de ganas, intenciones y superficialidades que entre todos contribuímos a generar.

Así en general me vienen a la cabeza algunas ideas que me gustaría compartir desde el punto de vista profesional:

– Creo que si bien no está mal que todas las ciudades, pueblos o poblaciones de más de nosecuantos habitantes tengan eventos relacionados con las redes sociales, habría que plantearse si hay sitio para tantos shows y sobre todo para contar algo interesante en cada uno de ellos.

– Soy consciente de que las redes sociales son un magnífico canal para que las personas, las marcas y las empresas se comuniquen y en el caso de las empresas se desarrollen actividades de branding y marketing online, pero es que en redes sociales los usos que hacemos de estas es muy diferente según el usuario y por eso no podemos meter en el mismo saco y en un mismo titular a las redes sociales como si todo fuese lo mismo. (no sé si me he explicado).

– ¿Cuando hablamos de Social Media que queremos decir?. La definición de Social Media según la Wikipedia es:

Los Medios de Comunicación Sociales (Social Media en inglés) o simplemente Medios Sociales son plataformas de comunicación online donde el contenido es creado por los propios usuarios mediante el uso de las tecnologías de la Web 2.0, que facilitan la edición, la publicación y el intercambio de información.

http://es.wikipedia.org/wiki/Medio_social_%28social_media%29

Por tanto, hablamos del medio, del canal mediante el cual los usuarios intercambian información y por tanto se comunican. Las marcas, las empresas y los profesionales, saben o sabemos que los usuarios se están comunicando por medio de estas nuevas vías y por tanto aprovechan o aprovechamos este canal, para comunicar el mensaje de marca y tratar de interactuar con estos usuarios, pero eso no quiere decir que todo lo que sea Social Media es marketing o comunicación online, ni que todos los eventos (por volver al hilo del tema) traten temas que tengan el mismo público objetivo.

– Si hay un congreso o un encuentro de Televisión (otro medio) habrá que distinguir entre si se trata de un evento de profesionales del medio (que podría ir dirigido gente del sector audiovisual, productores de contenidos, etc.), de marketing en televisión (con agencias, anunciantes, marcas, etc.) o dirigido al target que sea, según su uso, pero raramente veremos un evento de este u otro medio, en el que asistan profesionales del medio según su uso, y telespectadores al uso (véase gente que es aficionada a ver la tele), porque los intereses serán diferentes. No quiero decir que no puedan estar juntos, pero posiblemente el evento estará pensado para un tipo de asistente.

– Continuando con el ejemplo anterior, si vemos un anuncio de un ‘Congreso Anual de Televisión’, o ‘Congreso Internacional de Radio’ al menos yo, además de quedarme con dudas, sobre que querrá decir ese título tan general, normalmente pienso que es un evento de corte profesional. En Social Media, este concepto se diluye, y cuando vemos algo tipo ‘Congreso de Social Media’, por alguna extraña conjunción de astros, damos por hecho que en el evento va dirigido a todo el mundo que tenga una conexión a internet en casa, se conecte al Facebook en el trabajo, tenga internet en el móvil, o se tumbe en el sofá con la tele de fondo mientras desliza su tiempo por la pantalla de su iPad.

– Desde el punto de vista anterior, pienso que es necesario, salir de esta superficialidad de conceptos, y tener claras al menos dos cosas. Social Media, no es lo mismo que marketing online y usar las redes sociales no es sinónimo de ser un profesional de ellas ni mucho menos un experto en marketing o comunicación online.

– Yo soy de los que creo que existe una burbuja en torno a todo este rollo de los Social Media, y en torno a este batiburrillo de conceptos, redes y ganas de hacer cosas y ser partícipes de ellas, nos volvemos locos con dar protagonismos a los medios y a los soportes, cuando lo importante en marketing y en comunicación son otras cosas. Las vallas publicitarias son un soportes con su nivel de penetración desde hace años, pero no veo demasiados eventos tipo ‘Encuentro Anual de Vallas Publicitarias’. Adwords crece cada día como plataforma de desarrollo de campañas de publicidad online, pero no hay un congreso de Adwords en cada ciudad. La tele, la radio, los periódicos, los medios de comunicación online, los blogs, las webs, etc. están petadas de publicidad (aunque la publicidad esté muerta…) y no nos reunimos los telespectadores, los radioyentes, los lectores, etc. en torno a unos expertos usuarios, cada poco tiempo a departir sobre esto como si se nos fuese la vida en ello.

En las redes sociales, se da la paradoja de la forma en que los usuarios y los profesionales usan estas herramientas es muy similar y a veces esa delgada línea que conforma la gran cantidad de bondades que podríamos enumerar de las redes sociales, hace que nos confundamos y pensemos que las inquietudes hacia los temas propuestos en un congreso, son las mismas, en un usuario (el que compra) que en un profesional (el que vende). Por tanto, habría que empezar a distinguir y muy claramente, lo que es un evento de corte profesional, de lo que es un encuentro general de usuarios de unas determinadas herramientas.

Social Media es Social Media (redes sociales) y Social Media Marketing es Social Media Marketing (desarrollo de estrategias e implementación de acciones de marketing a través de las redes sociales), y desde mi punto de vista, y creo en esto a pies juntillas, lo importante desde el punto de vista profesional, aquí es el término ‘marketing‘. Las redes sociales, suponen un fenómeno enorme, lo sé, pero por mucho que usemos las redes sociales, si no tenemos nociones básicas de marketing, de comunicación, de publicidad, o al menos sentido común para tratar de diferenciarnos de la competencia, de tener mejores precios, ser más competitivos (término que está tan de moda), generar marca, conseguir un alto grado de fidelidad de nuestros clientes, pues que quereis que os diga… Seremos usuarios avanzados, gente superconectada, personas muy sociables, o lo que queráis pero NO, profesionales del marketing online o del marketing en las redes sociales, porque esto es una parte más de lo que una empresa o marca debe hacer online, junto a otras muuuchas cosas que le ayuden a conseguir su objetivo.

– Soy consciente de que las redes sociales han dado la oportunidad a mucha gente de acceder al mundo laboral, se han creado nuevas profesiones, han surgido nuevas necesidades en las empresas, se ha democratizado la comunicación entre las marcas y las personas, pero lo profesional sigue siendo (o debería seguir siendo) lo profesional y lo lúdico sigue siendo lo lúdico. No tienen las mismas necesidades ni inquietudes los usuarios a nivel personal que las empresas a nivel profesional.

– De un evento profesional de marketing online, o si queréis de marketing en redes sociales, espero que lo que se ofrezca sean nuevas ideas, innovaciones, nuevas perspectivas, que se intercambien ideas de lo que se está haciendo y de lo que están haciendo los profesionales y los anunciantes más destacados o incluso aquello que no destacan pero que aportan valor al sector profesional del marketing y la comunicación con sus campañas, con sus estrategias, con las acciones que desarrollan a través de los distintos canales online. No digo que todos los ponentes tengan que ser un lujo, y menos si lo hacen de forma gratuita, pero sí que es conveniente que se les informe a donde van y que es lo que se espera de ellos.

– Pienso que deberíamos hacer una profunda reflexión sobre todo lo que estamos creando en torno a un sector que yo no creo que exista (el social media no es un sector), y pisar con pies de plomo sobre los conceptos superficiales y el uso que hacemos de ellos porque si no acabaremos creando algo parecido a pasó con la construcción y la promoción inmobiliaria en este país, pero tomando esta afirmación en su ‘justa medida’. Solo digo que la construcción (y vuelvo a reincidir en la medida de como deberíamos tomarnos esta afirmación) ha creado un montón de expectativas falsas, de empleos que aportaban poco valor en torno a un ‘El Dorado‘ que terminó cayendo por su propio peso, de gente que se estaba preparando para una profesión pero terminó en otra porque parecía que era lo máximo a lo que todos podíamos aspirar, de empresarios que hicieron mucho dinero a costa de vender al atónito y sonriente mercado un montón de ladrillos entre los que refugiarse porque todo el mundo lo hacía y si no lo hacías te quedabas fuera de juego. Y así un montón de paralelismos más que si bien en la realidad distan mucho, en el teclado me sirven para tratar de explicar más o menos lo que quiero decir.

No sé si se me ha ido la pinza de más o si os habréis sentido medianamente identificados en lo que expongo, pero es que esta es mi profesión y me parece de recibo, por lo menos tratar de reflexionar sobre la misma. Los tiempos están bastante revueltos y por eso, pienso que lo ideal es ir ordenando las cosas para cuando vengan tiempos mejores, podamos seguir siendo gente competitiva y bien formada, y no gente que solo lee en 140 caracteres y que nos dejamos embelesar por titulos como ‘presentamos al Gran…’, ‘hoy traemos al crack…’, ‘tenemos a tres Gurús…’, etc.

De verdad que todo esto esto con un café y una tarde por delante os lo explicaría mejor, pero me he liado a escribir…

Bienvenidos serán los comentarios y puntos de vista, así como las críticas siempre que no paséis al insulto ;)

imagen | vía

………………………………………………………………………………………………………..……………..

También estoy normalmente en twitter en @javiervarela

El Social Media Plan

4 febrero 2010 | Publicado por: Javier Varela - (26 Comments)

iceberg-poster

El Social Media Plan

El Social Media Plan, podemos entenderlo como la puesta en marcha, por parte de una empresa una persona, de una estrategia de presencia en la web social o en los medios de participación social, para aprovechar un nuevo canal de comunicación que puede reportar a la empresa múltiples ventajas. La presencia hoy en día de las empresas en los social media, debe ser una cuestión principal, y no acciones aisladas sin un objetivo ni un horizonte claro.

Al igual que a la hora de confeccionar nuestro plan de comunicación general, los pasos para desarrollar un Social Media Plan serán:

1. Planteamiento de objetivos para establecer nuestra estrategia de presencia en medios sociales. Los objetivos pueden ser muy diferentes dependiendo del tipo de empresa que tengamos, del sector en el que nos encontremos, del reconocimiento de nuestra marca, de la presencia y de la reputación online de nuestra empresa.

Atendiendo a las particularidades que rodean nuestra empresa o nuestra marca, algunos ejemplos de objetivos pueden ser:

– Incrementar nuestra presencia en la red y nuestro reconocimiento de marca.

Generar tráfico hacia nuestra web corporativa.

– Incrementar el nivel de interacción de nuestros usuarios.

– Posicionarnos como referentes en nuestro sector a través de la generación de contenido.

– Lanzar nuevos productos y dar más visibilidad a nuestras campañas.

Incrementar el número de contactos a través de los nuevos medios o acceder a nuevos clientes.

– Mejorar nuestro servicio de atención al cliente y fomentar la fidelización.

– Mejorar nuestra reputación si esta no es del todo buena, o comenzar a tenerla si no se nos conoce apenas.

– Etc.

Los objetivos planteados por definición deberían ser cualitativos y a su vez cuantificables, así cómo alcanzables y sobre todo medibles.

2. Análisis de la situación, entendida cómo el establecimiento de un sistema de escucha activa, para detectar la presencia de tu empresa o marca en internet y más concretamente en los medios de participación social. La idea pasa por detectar la situación actual de nuestra empresa en la red. ¿Qué se dice de nosotros?, ¿qué se comenta de nuestras marcas y nuestros productos?, ¿cuál es el grado de implicación de los usuarios con nuestra empresa?, en definitiva, ¿quiénes somos en la red?. Con este paso, trataremos de saber ¿quién habla de nosotros?, ¿qué se dice de nosotros? Y ¿dónde se habla de nosotros?.

Incluiría dentro de este primer paso, un análisis de la situación de nuestros competidores, en el qué podamos detectar cómo es la identidad digital de estas empresas y comprobar qué es lo que se dice de ellas en los blogs y en las redes sociales.

Todo esto con el objetivo de ir definiendo, ¿quiénes queremos ser?.

Para realizar una escucha activa de lo que se dice de nuestra empresa o marca puedes utilizar herramientas que veremos más adelante en el punto 6 de monitorización y medición de resultados. En este caso de análisis de la situación debemos definir las keywords necesarias para llevar a cabo nuestra labor de investigación previa.

3. Definir tu target que será tu audiencia, que de alguna manera será cómo llevar a cabo una segmentación de tu target. Con este paso lo que intentamos es distinguir entre el tipo de público al que queremos llegar con nuestra estrategia de comunicación en Social Media y determinar a quién vamos a dirigir nuestra comunicación.

No debiera ser la misma estrategia de comunicación la de una empresa que desarrolla un tipo de negocio B2B, que la de una que desarrolla su actividad del tipo B2C. Quizás si tu empresa desarrolla productos o servicios para clientes empresariales te interesarán unos canales de comunicación o unas herramientas de la web social y si te diriges a clientes finales, te interesarán otras.

Asimismo, si bien el tono de la comunicación, debe ser siempre cercano y el sentido bidireccional, no utilizarás el mismo tono en tu comunicación si tu objetivo es convertirte en un experto en tu sector de grandes máquinas de artes gráficas, que si vendes consumibles de ordenador o videojuegos a usuarios finales y tu objetivo es desarrollar una comunidad de ‘players’ que te ayude generar marca y actuar de prescriptor de tus últimas novedades.

4. Establecer un posicionamiento, que haga coherente nuestro mensaje. Muy probablemente y si no es así, deberías revisar la estrategia de tu empresa, el posicionamiento que quieres conseguir, ya estará definido previamente en toda la comunicación de tu empresa.

Definiendo un posicionamiento lograremos centrar el enfoque de toda nuestra comunicación a través de las redes sociales y este no debiera diferir demasiado de la comunicación general de la empresa.

Teniendo claros cuales son los segmentos de usuarios a quién nos interesa dirigirnos y definiendo un posicionamiento para que nuestro mensaje sea claramente percibido por nuestros interlocutores, llega el momento crucial, de prepararse para poner el pie en un terreno en el que ya no vale simplemente con contar lo hacemos, a partir de ahora, habrá que hacer lo que decimos, porque la comunicación no será un monólogo publicitario en el que un mal spot no hace más ruido que el silencio, si no que en los medios de participación social, una mala práctica o una simple crítica, es recibida por nuestra empresa y por miles de personas que cada día interactúan en la red.

5. Desarrollar el Plan de Medios y Acciones en Social Media. Aquí es dónde llega el momento de elegir los canales o herramientas de la web social dónde te interesa estar y una vez elegidos, comenzar a escuchar y participar activamente de la conversación.

Elegir los canales en los que a tu empresa le interesa tener presencia digital, dependerá siempre de los objetivos planteados y de la audiencia definida.

Quizás a tu empresa le interesa concentrar toda su comunicación a través de un blog corporativo para lograr llegar a generar una audiencia propia sin depender de otros medios. Quizás necesites otros canales para llegar a tu público. Es importante definir en que tipo de redes vas a crear un perfil para tu empresa y tener claro que cada uno de estos han de seguir una misma línea de comunicación para que todo tu plan tenga la coherencia necesaria par alcanzar el éxito.

Algunos ejemplos de canales y posibles usos para la comunicación de tu empresa los puedes encontrar en el post ‘Principales herramientas de los social media’ de Xavier Izaguirre.

6. Monitorización y medición de resultados.

Cuando hablamos de empresas y de acciones de marketing, al final todo lo que se hace debe ser medido para comprobar el grado de cumplimiento que hemos logrado sobre los objetivos planteados al principio.

En marketing tradicional y muchas veces todavía en social media marketing, se hace necesario el cálculo del ROI (Return of Investment), que hace referencia al retorno de la inversión que hemos realizado en cada una de las acciones de marketing. En otras palabras, cuanto hemos ganado con cada euro que hemos invertido.

En social media y al desarrollar un Social Media Plan, los retornos no son inmediatos y las variables a medir no son en la mayoría de las ocasiones cuantificables o cuando menos es difícil hacerlo. Las redes sociales ponen en el centro de las relaciones, a las personas y las conversiones en euros no son ni mucho menos directas.

Un concepto del que se habla y que utilizan empresas como MindProject, es uno muy interesante y que denominan IOR (Impact of Relationship).

El planteamiento pasa por medir el impacto de las relaciones con las personas a través de variables como la participación, la autoridad, la influencia y otras variables más fácilmente cuantificables como las planteadas en otro tipo de análisis web (tráfico, tiempo en la web, entradas, salidas, etc.)

La medición concreta de cada una de las variables que necesitamos monitorizar podemos hacerla centralizando las búsquedas a través de un lector rss o feeds, utilizando infinidad de herramientas (casi todas podemos acceder a ellas de forma gratuita), como:

–        Google Reader

–        Netvibes

–        Bloglines

–        Feedreader

–        Etc.

A través de estos lectores y estableciendo correctamente las keywords (palabras clave) que queremos monitorizas, podemos establecer un search feed de todo aquello que nos interesa medir, como por ejemplo: entradas en blogs relacionadas con nuestra marca (blogpulse, socialmention, google blogs, google alerts, technorati, icerocket, etc.), comentarios (blogpulse, backtype, etc.), tags (Keotag, thagoo, etc.), fotos en flickr (interesante su sistema de etiquetas), menciones en facebook, tweets y menciones en twitter (twitter search, tweetstats, tweetmeme, etc.), videos en Youtube, Vimeo u otras plataformas de video (a través del search y de su rss), bookmarks (delicious), noticias (google news), agregadores (menéame, wikio, bitácoras, etc.) y en general herramientas como How Sociable? y otras muchas que nos dan datos generales de la actividad que registran nuestras keywords en la red.

7. Volver al paso a revisar los pasos, 1, 2, 3, 4, 5 y 6.

Más información y artículos muy interesantes sobre el tema los tienes aquí:

¿Cómo plantear una estrategia para Social Media? – Roberto Carreras.

–  Herramientas para medir la reputación online – Roberto Carreras.

–  Cómo medir la Reputación Online – Iván Pino.

–  Creating your Social Media Plan – Lisa Barone.

El Social Media Plan: Cómo hacer Social Media Optimization – Chema Martinez-Priego.

How to Developer a Social Media Plan for your Business in 5 steps – Aaron Uhrmacher en Mashable.

………………………………………………………………………………………………………….

Quizás también te interese la primera parte de este post:

Hablemos de Social Media… Ventajas y primeros pasos en empresas

………………………………………………………………………………………………………….

¿Sabes que ahora también estamos en facebook? Si quieres ver todos estos post en facebook, y muchas otras noticias y enlaces que sólo publicaré en la página de facebook de the orange market, Házte fan!!

Gotas-agua-tela-aranha

os dejo aquí el primero de los post que publiqué esta semana en el blog de Tristán Elósegui para la serie #HablemosDe #SocialMedia.

Ventajas del Social Media en las empresas.

Para empresas, las ventajas son prácticamente las mismas que para cualquier persona, pero desde la óptica de la empresa y el negocio. La principal ventaja, si se utilizan los social media respetando las reglas no escritas sobre su uso, es la generación de marca. El branding. Si consigues humanizar tu marca a través de la web social, y bajas a conversar con los usuarios de tú a tú y en primera persona, luego vendrá mucho más rodado todo lo que tiene que ver con el marketing relacional, la reputación online, la fidelización, etc.

Es conveniente recordar que en los medios de participación social, hay demasiadas conversaciones, demasiados canales, demasiada gente y sobre todo, muy poco tiempo. Esto requiere que nuestra comunicación sea lo suficientemente clara, transparente, honesta y tenga el suficiente ‘engagement’ para que los usuarios quieran interactuar con nuestra marca.

Primeros pasos de una empresa en los Social Media.

Como en cualquier otra política de comunicación desarrollada por una empresa, la decisión de comenzar a utilizar los Social Media como un nuevo espacio en el que tenga lugar una nueva forma de interacción con sus usuarios o clientes, debe integrarse dentro de la propia estrategia de comunicación de la empresa.

Lo primero que una empresa debe tener claro, es que los Social Media, no son medios en los que sirvan las reglas del marketing tradicional, ni son espacios en los que reproducir las típicas formas de publicidad tradicional. No se trata de interrumpir al usuario con tu mensaje, se trata de ser y generar contenido lo suficientemente interesante para que el usuario decida consumir la información que le ofrecemos.

La decisión de entrar a formar parte de web social, para una empresa debería, cómo cualquier otra acción, partir de un análisis previo, entendido este como un sistema de escucha activa del ¿qué está pasando?

Para dar los primeros pasos es necesario tener muy presentes las siguientes pautas:

Lo primero debe ser abrir la mente de la empresaa nuevas formas de comunicación en las que el mensaje no siempre lo controla la propia empresa.

Establecer una dinámica de participación, de comunicación, de aprendizaje y de escucha permanente de toda la empresa.

Comenzar leyendo y escuchando lo que se dice y de lo que se habla en los distintos medios sociales.

Empaparse de todo lo que rodea la ‘cultura’ de los medios sociales en los que se comparte, se habla, se comenta, se expone, se reflexiona, se critica, se aprende y sobre todo, se prima el contenido.

Seleccionar los canales o medios en los que la empresa se pueda sentir más cómoda o representada.

– Bajar a la arena y conversar con los usuarios de tú a tú. Democratizar el mensaje.

– Tratar de ponerse demasiado nervioso al darse cuenta que nuestra marca está en manos de los usuarios y que de nuestra identidad digital nosotros solo somos los arquitectos y los usuarios son los obreros que la construyen.

Crear un centro de operaciones dónde centralizar el contenido que queremos ofrecer a nuestros usuarios. Puede ser un blog, una página de facebook, un canal de videos, etc. No hace falta en los primeros pasos, estar en todas las plataformas, el tiempo, las circunstancias y los objetivos nos irán marcando dónde debemos estar.

Tratar de construir una comunidad alrededor de nuestra marca o empresa, generando una audiencia propia que será la que consuma nuestro contenido.

– No desesperarse si los usuarios no giran entorno a nuestra marca y pensar que la comunicación en social media y la construcción de una identidad digital es una carrera de fondo.

Ser humilde y saber que para que te sigan has de seguir y participar. Responde a los mensajes de la gente.

Poner a las personas por delante de la marca. Las marcas y las personas son las que hacen las empresas y estas son las que deben hablar e interactuar con el resto de la comunidad.

Ser honesto y lo más transparente posible.

Romper los esquemas mentales y dejar de lado las viejas reglas de marketing que en esta nueva realidad ya no tienen la misma cabida.

Tratar de equilibrar el mensaje.

Medir el grado de interactividad de nuestra marca con la comunidad, de esta forma sabremos si se cumplen los objetivos que nos hemos marcado y si necesitamos redefinir nuestra estrategia de participación social. Recoger y canalizar el feedback recibido es muy importante. Es necesario establecer un sistema de medición de resultados.

En el próximo post hablaremos de cómo desarrollar tu Social Media Plan.

…………………………………………………………………………………………………………………….

imagen | http://www.flickr.com/photos/arbegofoto/3822826051/sizes/o/

………………………………………………………………………………………………………………………

¿Sabes que ahora también estamos en facebook? Si quieres ver todos estos post en facebook, y muchas otras noticias y enlaces que sólo publicaré en la página de facebook de the orange market. Házte fan!!

Las pymes ante la innovación

17 noviembre 2009 | Publicado por: Javier Varela - (0 Comentarios)

innovacion

Es posible que el término innovación asociado a la pyme nos de la sensación de que se viene grande. Cuando hablo con mis clientes y les digo que es necesario que pongan en marcha medidas de innovación en sus empresas, la mayoría de las veces sus respuestas son las mismas. La innovación es cosa de las grandes empresas que tienen tiempo y departamentos para hacer esas cosas. Nada más lejos de la realidad.

La época de crisis que estamos viviendo es vital para las empresas abrir paso a nuevas formas de hacer las cosas y no cerrar puertas a la creación de entornos que favorezcan la innovación.

Las redes sociales y la democratización del uso de la tecnología por parte de los usuarios y las empresas puede ser un excelente medio para llevar a cabo ese cultivo de ideas que ayude a las pequeñas empresas a ser más competitivas en sus respectivos mercados.

Algunas de los frenos para llevar a cabo acciones de creación de valor a través de la innovación pueden ser:

– El miedo a lo desconocido.

– La idea peconcebida de que la innovación es cosa de grandes compañías.

– La rutina y el “esto siempre lo hemos hecho así”.

– El no medir resultados de las acciones desarrolladas hasta el momento.

– La propia cultura empresarial, educativa e institucional que no favorece la creación de espacios de innovación.

– La jerarquía establecida que sitúa al jefe un peldaño más arriba que el común de los empleados.

– La extraña sensación de salirse de los patrones de comportamiento del mercado y la competencia.

– La falta de ayudas.

– La falta de recursos económicos.

– El total desconocimiento de los medios a emplear a la hora de desarrollar espacios de innovación dentro de nuestras propias empresas.

Pero todo esto puede y debe cambiar a favor de la profesionalidad de nuestras pymes y de la competitividad de nuestros mercados. Esto se puede empezar a cambiar tratando de concebir nuestro negocio como un verdadero ‘think tank’, como una comunidad en la que las opiniones sean importantes y se fomente la participación de todos los agentes implicados en nuestro entorno.

La innovación puede comenzar teniendo en cuenta a todos o al menos a algunos de los agentes cercanos a la empresa que puedan influir en su capacidad para generar negocio y llegar a sus clientes. Así podemos clasificarlos de la siguiente manera:

Microentorno de nuestra empresa:

– La propia empresa.

– Los proveedores.

– Los intermediarios.

– Los clientes.

– Las empresas de la competencia.

– Los grupos de interés.

A todos estos agentes que podemos involucrar en nuestra estrategia de innovación, debemos sumar una serie de elementos que nos ayudarán a crear ese espacio en el que se fomente la actitud que nos lleve a alcanzar los objetivos que nos hayamos propuesto, actuando como impulsos de oportunidad que nos lleven a vencer los frenos que anteriormente hemos citado y que se podrían considerar las verdaderas amenazas para la innovación de nuestra empresa. Estos pueden ser:

– Tratar de generar una actitud positiva.

– Fomentar la participación.

Dar una vuelta de tuerca, aunque sea una vez al mes, a todo lo que hacemos. (Aunque sea mentalmente).

– Utilizar técnicas de creatividad.

– Ver la empresa como una entidad dinámica dentro de un ecosistema en el que actúan varios agentes.

Cambiar los puestos y los roles dentro de la empresa.

– Invertir tiempo en formación y fomentarla dentro de la empresa.

– Utilizar todos los recursos a nuestro alcance para dar un paso más en nuestra nueva estrategia del cambio.

– Plantearse y replantearse el por qué de cómo hacemos las cosas.

– Tratar de vencer el miedo a lo desconocido.

– Utilizar el método del prueba-error-prueba, sin necesidad de comprometer a la empresa.

– Fomentar la total comunicación entre todos los agentes implicados.

– Construir una nueva cultura dentro de la empresa dando pequeños pasos que nos ayuden a ser trangresores en la medida de nuestras posibilidades.

– Dejar atrás el “porque siempre se ha hecho así” y comenzar a preguntarse el “por qué” de las cosas.

– No ver sólo el camino más utilizado por todos. Pensar en rutas alternativas más cortas, más seguras, o más ecónomicas.

– Pensar en aquel slogan que dice “think different”.

La idea de todo esto pasa por ir dando pequeños pasos que nos lleven a ir adaptándonos a una cultura que apueste por la innovación y al cambio en la forma de hacer las cosas, integrando y haciendo uso de la inteligencia colectiva y del conocimiento de todos los agentes, para conseguir mejorar en todos los aspectos que nos lleven a conseguir nuestros objetivos.

………………………………………………………………………………………………………………………

Algunos post que he leído antes de escribir este y que seguro que os interesan son:

Cómo desarrollar entornos innovadores – Juan Sobejano

El entorno innovador no nace, se hace – Juan Sobejano

Ideas sobre los entornos para la creatividad y la innovación – Juan Freire

la imagen es de http://media.photobucket.com/image/innovacion/datmos/innovacion.jpg

Javier Varela

www.theorangemarket.com

social-media-thinking

Desde hace algún tiempo y alentado por la corriente actual en materia de marketing en internet y por los cientos de miles de posts, tweets y demás conversaciones que cruzamos, mantenemos y leemos en la red y en revistas especializadas, da la sensación que el marketing ‘tradicional’ ha muerto por completo y hoy en día la única solución para nuestras empresas pasa por entrar a formar parte de las redes sociales.

En todo esto hay parte de razón y parte de ficción. Bien es cierto que las formas de comunicación han cambiado y que a través de la red se han gestado las nuevas formas de relación entre las empresas y los consumidores. Pero de ahí a que el marketing ‘de toda la vida’ esté muerto, hay un trecho bien largo.

Las empresas han de tener presencia en internet y ya no sirve solamente con tener una bonita web en flash que nos haga bailar al ritmo de un repetitivo soniquete. Ya no sirve simplemente con colgar un generoso catálogo de productos y lanzar mensajes en una dirección. Pero es que digo más, eso no sirve ahora y no debiera servir antes. Además de ofrecer, contar, prometer, maquillar y no se cuantas cosas más, ahora y antes se debe ofrecer un buen servicio, dar respuesta a las inquietudes de los clientes, tener un sistema logístico adecuado, tener buen precio y además parecerlo y generar negocio sin perder nunca de vista ese activo tan importante que es el CLIENTE.

Las redes sociales son un excelente campo de maniobra en el que moverse y divertirse con los usuarios pero tampoco se deben perder de vista algunos conceptos previos.

– No todas las empresas deben estar en las redes sociales obligatoriamente. Es posible que ni tengas tiempo ni quieras tenerlo para tener presencia en las redes sociales. Es posible que tus clientes no estén en las redes sociales. Es posible que tu mercado nada tenga que ver con el perfil de usuario tipo de estas redes. Es posible que tu marketing no pase por ahí y simplemente consideras que debes centrar tus esfuerzos en otro tipo de mix de marketing. Todo esto es posible, y también lo es que te estés equivocando. La idea de esto pasa por saber a quién te diriges y cómo. Las redes sociales pueden darte mucho, pero si las sabes integrar en la estrategia de tu empresa.

Abrir una cuenta en facebook y otra en twitter no nos va a solucionar los problemas implícitos que puede tener nuestra empresa. Una cosa debe estar clara. Si nuestra empresa no tiene nada que ofrecer que pueda enamorar a los clientes, da igual que este nos vea a través de una red social o en un mupi a pie de calle.

Si estas dispuesto a que tu empresa tenga presencia en la red a través de los Social Media, párate un segundo a pensar por qué y para qué. Es muy importante que el tiempo y la dedicación que inviertas en los social media sean eso, una inversión. Para esto es necesario fijarse unos objetivos previos y luego tratar de cumplirlos. Defínelos, estúdialos, reléelos, contrástalos, replanteátelos y luego mide su grado de cumplimiento.

Si crees que sería beneficioso para tu empresa participar de la conversación en los social media empieza por el principio. Lo ideal no es irrumpir, lo ideal es tratar de crearte una verdadera identidad digital siguiendo una mínimas reglas de juego. No soy especialmente partidario de seguir las reglas en maketing, pero cuando quieres ser uno más en un grupo de personas que lleva tiempo dedicado a un tema, una afición, una marca o lo que sea, debes pararte a escuchar, aprender y luego aportar y ganarte a la gente.

Puedes hacerlo tú solo, a través de tu departamento de marketing o contratando a un consultor o agencia especializada. Aquí lo recomendable es no entrar sin conocimientos previos. Antes de crear un perfil para tu empresa en facebook, twitter o un blog corporativo, es conveniente conocer un poco como funcionan las cosas en la red. Lee, comenta, explora, empápate y si has ido cumpliendo los pasos anteriores lánzate. Si un consultor o una agencia de publicidad convencional te dice que va a hacerte una campaña en facebook, pregúntales si ese es un buen medio para tu marca o para tu empresa. Que te expliquen cuales serán los beneficios y cuales podrían ser los inconvenientes. Mi consejo es que cuanto más especializada sea la agencia o el consultor en materia de marketing en internet, mejor. De nada vale que te creen una cuenta en facebook o en twitter si esa cuenta no va a aportar nada nuevo y su único objetivo es spamear a los usuarios.

No deseches la idea de abrir un blog corporativo aunque parezca que los tiros ahora vayan por otro tipo de redes más inmediatas. Un blog corporativo bien gestionado puede proporcionarte usuarios más fieles que cualquier red social general o plataforma de nanoblogging. Si ofreces contenido interesante y ameno y no simplemente publicidad de tus productos y mensajes publicitarios en forma de post, los usuarios te leerán con asiduidad, se suscribirán a tu feed, dejarán comentarios en tu blogs y podrás interactuar con ellos desde una plataforma tuya en la que la comunicación será más diferida en el tiempo pero más consistente.

No olvides que hacerse fan de una página en facebook no significa nada si el usuario no interactúa con tu marca. Sólo tienes que entrar en facebook y ver multitud de páginas con cientos de ‘fans’ en las que casi todos los mensajes son de la empresa y los ‘fans’ ni aportan, ni comentan ni se deja apenas ver por allí. Piensa fríamente que hacerte ‘fan’ de una página le lleva al usuario menos de un segundo y le cuesta el esfuerzo de hacer un click de ratón. Yo mismo soy ‘fan’ de infinidad de páginas de empresas que simplemente me han llegado por medio de algún conocido y las he aceptado por que sí. Nada más.

Piensa en twitter como una plataforma de contacto directo con gente interesante para comunicarte con ella. Twitter en este sentido es con mucha probabilidad la mejor herramienta con la desarrollar la identidad digital de tue empresa y de ti mismo. En esta red, puedes estar al tanto de tendencias, de gustos, de aficiones, de motivaciones y del día a día de los ‘tuyos’. Su inmediatez tiene un asombroso potencial para tu marca si sabes gestionarlo. El perfil de tu empresa en twitter ha de saber canalizar la información que allí se genera y convertir esa información en conversación y en aproximación. Nunca te abras una cuenta en twitter y comiences a canalizar por esta plataforma de nanoblogging tus mensajes publiciatarios de forma indiscriminada porque los usuarios rechazarán tus mensajes. Y una cosa muy importante, si te gusta tener followers, tu tambien has de followear a otros usuarios. Importante también es generar contenido y hacer tu perfil interesante. Twitter no es un nuevo soporte publicitario en la red. Piensa, lee y aprende como funciona si tienes claro para qué sirve.

Si sabes que un spot cuesta un ojo de la cara y que tu empresa no puede pagarlo por el escaso presupuesto que maneja, date una vuelta por Youtube y párate a pensar que podrías hacer a través de esta red social de videos para dar a conocer tu empresa. Te doy algunas ideas. Una cámara doméstica, tu empresa, tus productos, tus empleados, tu imaginación y una buena dosis de creatividad mezclados con un largo etcétera de posibilidades.

Sigue analizando y midiendo resultados para no creerte todo lo que lees sobre las redes sociales. Te has creado un grupo en facebook y ya tienes casi mil fans. No está mal. No es fácil conseguirlo, pero piensa que alomejor uno de tus amigos tiene a su vez muchos amigos y se lo ha enviado a casi todos. De esos muchos amigos, el 50% le han dado a la opción ‘hazte fan’ por el simple hecho de que se lo ha enviado un amigo y por que su perfil registre un cierto grado de actividad. De todos esos fans, la mayoría no saben ni quién eres. Así que pon los pies en el suelo.

Si tienes un negocio cualquiera y este ni apenas tiene presencia en la red ni casi nunca le has dedicado demasiado tiempo a este canal, ¿por qué la gentes se iba a hacer fan de tu empresa?. Si no estás seguro del éxito de tu estrategia en facebook, no es necesario que pretendas que la gente se haga fan de tu negocio, porque la gran mayoría ni lo conocen. ‘Asesoría Manolo’ de una pequeña ciudad no tiene por qué tener fans porque alomejor los usuarios de la red ni la conocen y sus clientes no usan facebook, o simplemente no perciben nada novedoso en tu empresa para hacerse fan. Trata de no forzar las cosas. Que los social media sean ‘gratis’ y todo el mundo pueda usarlos no quiere decir que tu comunicación deba pasar por ahí necesariamente y sobre todo si está metida con calzador.

Si hacerte un catálogo de productos o una amplia web en la que exponerlos todos, cuesta demasiado, flickr o picasa pueden hacer mucho por ti. Estas plataformas de almacenamiento y visualización de fotografías pueden ayudarte a exponer tu negocio y tus productos. Y ¿por qué no?, quizás a tus clientes les guste ver instantáneas de situaciones cotidianas de tu empresa, o de ellos mismos o quién sabe. Nadie mejor que tú, para saber que les puede gustar ver a tus clientes de tu negocio.

No tengas miedo a compartir información en la red. Quizás si has inventado la Coca-Cola no te apetezca compartir su fórmula secreta, pero muchas otras cosas sí que son susceptibles de ser compartidas por tu empresa en la red con sus usuarios. Las redes sociales son espacios dónde compartir información y eso también hace que tú puedas sacar un gran partido de las mismas. Aprovecha y canaliza ese enorme flujo de información para innovar en tu negocio y en tu sector.

No se trata de dejar de lado los canales de marketing tradicionales. Ni la publicidad tradicional ha muerto, ni tu cuenta de resultados va a crecer hasta salirse de los gráficos porque desarrolles algunas acciones aisladas en las redes sociales. Tómate todas estas afirmaciones con cierta prudencia y mira más hacia el interior de tu empresa tratando de buscar el equilibrio entre las distintas posibilidades que el marketing, el branding y la comunicación te ofrecen. Tu estrategia te irá marcando aquellos canales en los que debes estar. Y no estás convencido y o desconoces ciertas técnicas de gestión empresarial o de marketing, siempre puedes pedir asesoramiento externo.

Cómo estas ideas podríamos citar muchas más, pero lo que trato de transmitir es que ni se deben forzar situaciones por mucho que leamos o nos cuenten, ni todas las estrategias tienen los mismos resultados en todas las situaciones, ni todo lo que hasta ahora se hacía se debe tirar a la basura, ni el ego se nos debe salir por la camisa si nuestro video ha sido visto por miles de personas, porque todos estas estadísticas y datos que nos ofrecen los social media han de ser tamizados para separar convenientemente el grano de la paja. Si hasta ahora nos conformábamos con el número de impactos, aunque estos no nos hayan sido útiles, y ahora lo cuestionamos, no debemos caer en los mismos errores cegados por la ilusión de estar construyendo algo nuevo.

Javier Varela
www.theorangemarket.com

En el anterior post sobre el uso corporativo o empresarial de facebook, hablába de los distintos usarios de esta red social generalista que a su vez intervienen en la relación cliente-empresa (nótese que antepongo el cliente a la empresa puesto que en la web 2.0 el protagonismo de este es tan grande que las formas de comunicación han variado, poniendo a la par muchas veces al cliente con la empresa).

Una vez que nuestra empresa ha decidido entrar a formar parte de este cruce de información en la que cada día navegan los usuarios, se deben seguir una serie de pasos para no caer en el típico error de crearse un perfil en cada una de las cuentas de las redes 2.0 y dejar morir ese perfil casi al día siguiente de crearlo. Si bien estas ideas pueden aplicarse a cualquier tamaño de empresa o marca, trataré de dirigirlas a pequeños negocios o empresas de ámbito local o más grandes pero que se escapan del perfil de grandes corporaciones presentes con mayor o menor fortuna en todos los ámbitos que comprende la comunicación, el marketing y el branding. La idea sería desarrollar algo parecido a un Social Media Plan en facebook, lo que podría ser un facebook Plan.

Los dos primeros pasos serían:

1 – Analizar nuestra situación actual. Quiénes somos y dónde estamos.

2 – Establecer unos objetivos de comunicación en las redes sociales.

1 – Lo primero que debemos tener en cuenta quiénes somos y dónde estamos.

Esto va más allá de estar o no presente en las redes sociales. Es muy importante conocer lo que nuestra empresa es y lo que quiere ser. Si no conocemos claramente lo que hacemos y hasta dónde llegamos, casi todo lo que hagamos será dar pasos errantes que nuestros clientes no alcanzarán a comprender. Debemos trazar una estrategia off-line, una forma de actuar de nuestra empresa y de esa forma integrar los social media y facebook en particular en nuestra estrategia de empresa.

Si tenemos una tienda de ropa joven en una ciudad media y nuestros clientes son jóvenes de entre 18 y 35 años, urbanos y de los alrededores, que acuden a nuestra tienda a comprar ropa para ir a la moda en la ciudad, pues ya tenemos algo claro. Sabemos que este tipo de usuarios utiliza la red y se conecta con frecuencia a las redes sociales tipo facebook. Quizás nuestra comunicación off-line pasa por publicidad in-store (dentro de la tienda) y aprovechamos los posters y carteles de las distintas marcas que vendemos para crear un ambiente de moda en nuestro establecimiento. A su vez, hemos utilizado el diseño de interiores como un arma de atracción anuestro local y con un escaparate llamativo, de tendencia y música ambiente acorde al gusto de nuestro target, hemos conseguido crear un ambiente que nos distingue en la ciudad. Verdaderamente nuestra tienda, además del producto que vendemos, proporciona al usuario, una experiencia de compra diferente.

2 – Si tenemos claro como nos solemos comunicar, podremos a su vez, marcarnos unos objetivos de comunicación en las redes sociales .

De lo que se trata, es de estar dónde están nuestros clientes y nuestros clientes potenciales. La cosa no pasa por abrir una cuenta en facebook y comenzar a enviar  mensajes y enlaces cada día con nuestros precios ni con nuestras nuevas adquisiciones, que también. La idea de entrar a formar parte de facebook de forma corporativa pasa por darse cuenta que de esta forma podremos conversar con nuestros clientes cuando estos no estén en nuestra tienda. Cuando vienen a visitarnos y ver lo que tenemos, muchas veces aprovechamos para hablar con ellos, enseñarles las nuevas colecciones que hemos traído y tratar de solucionarle algunas dudas sobre si les queda mejor esta u otra prenda o si para regalo mejor esta o esta otra.

En facebook podemos hacer tres cuartos de lo mismo. Esta red social nos da la posibilidad de hablar con nuestros clientes sin necesidad de buzonear, de enviar sms con mensajes publicitarios o de entregarles un catálogo con nuestros precios.

Lo importante para esto, es tener claro que es lo queremos hacer con el perfil de nuestra empresa en facebook. La mayoría de empresas o empresarios tras dudar sobre la efectividad de la presencia en las redes sociales, acaban desistiendo a la segunda semana al ver que a través de facebook no consiguen aumentar sus ventas inmediatamente.

Algunos objetivos que nos lleven a crear una página corporativa en facebook pueden ser:

Crear una comunidad con nuestros clientes alrededor de nuestra marca. Tu eres el principal enamorado de tu tienda, de tus marcas y de tu gusto por la moda. Eres uno más de tus clientes y debes tratar de hacer que la gente que se apunte a tu comunidad se sienta como te gustaría sentirte a ti cuando te apuntas a la comunidad de personas que compartes tus mismos gustos y aficiones.

Escuchar y canalizar las sugerencias, quejas y dudas que se les presenten acerca de nuestros productos o servicios. Que mejor oprotunidad para dar respuesta casi inmediata a lo que tus clientes quieren saber de ti.

Crear un valor añadido en nuestra tienda la moda. Aprovecha para reciclarte, formarte y estar al tanto de las últimas tendencias en moda y comportamiento de los consumidores.

Dar a conocer nuestros productos en exclusiva para los miembros de nuestra comunidad.

– Convertir nuestra página de facebook en el foro de referencia de moda de nuestra ciudad.

– Generar una fidelidad a nuestra tienda de nuestros clientes.

– Convertir nuestra página en un referente de recomendaciones.

– Hacer ver a nuestros contactos que detrás de nuestra marca, nuestro logo y nuestra ropa, hay personas que disfrutan compartiendo con ellos artículos, noticias, ideas, nuevos proyectos y haciéndoles partícipes escuchando sus propias ideas.

– Tratar de identificar a los líderes de opinión de tu ciudad, en materia de moda y de marcas.

Conversar, conversar y conversar, pero de verdad. Inicia debates, y responde, aporta, se uno más de tu comunidad de contactos. No seas sólo la empresa que les quiere vender. Trata de conseguir que sean ellos los que te quieren comprar.

Para todo esto hace falta un cambio fuerte de mentalidad respecto a las doctrinas rutinarias de  la venta clásica. En la tienda esperas convertir las visitas en ventas, con los folletos tratas de darte a conocer y generar recuerdo para que los clientes vuelvan a realizar compras en tu establecimiento, y con tu presencia corporativa en facebook, debes hablar con los clientes, escucharlos, dialogar, tratar de disfutar de sus momentos de ocio y agradecerles que hagan por tu negocio algo que no les has pedido directamente.

Normalmente y por definición, los objetivos de las empresas han de ser claros, concisos, realistas, cuantitativos y cualitativos y sobre todo medibles. En materia de social media algunos de estos puntos pueden quedar algo cojos por la dificultad de obtener unos resultados númericos y relacionados con la rentabilidad de cada una de nuestras acciones, pero en mi opinión todo esto depende de la óptica con la que veamos estos objetivos. Normalmente queremos trasladar estas acciones a ventas directas que nos llenen la caja. Entiendo que un negocio es un negocio pero la integración de las redes sociales en nuestra estrategia de marketing puede pasar por hacer crecer nuestra marca. Esto es, hacer branding para que nuestra marca sea la primera en la que piensan nuestros clientes a la hora de renovar su armario, o para que sean nuestros propios clientes los que disfruten recomendando nuestra tienda a los suyos para que estos se vistan.

Sin objetivos, la página de tu tienda en facebook, será una gacetilla de promociones y mensajes publicitarios de dirección única empresa-cliente que en nada se distinguirá de la publicidad tradicional y que generará aburrimiento y afectos negativos sobre tu imagen.

En el próximo post, trataremos de ir desgranando ideas para comenzar con el plan de acción y ponernos ya a dar forma la presencia de nuestra empresa en facebook.

imagen

Javier Varela
www.theorangemarket.com

No dejes de leer:

Cosas que facebook puede hacer por tu negocio I – ¿Qué es facebook?