el blog de marketing de Javier Varela
Header

El Grito de mi generación

El Grito de mi generación (versión acústica)

Spot de Rebélate contra la pobreza en forma de video-comunicado protagonizado por El Canto del Loco, Javier Cámara, Cayetana Guillén-Cuervo, Patricia Conde y Marcos Casal Cao.

Además, “El Grito de mi Generación“, es el título de la canción inédita que Marcos Cao, de La Sonrisa de Julia, Juan Suarez, de El sueño de Morfeo y David Otero, de El canto del Loco han creado y producido para apoyar las movilizaciones en apoyo a la lucha contra la pobreza que los días 16, 17 y 18 de octubre tendrán lugar en diferentes ciudades de  España y en el resto del mundo.

En 2008, esta iniciativa contó con la participación récord de 116 millones de personas en un total de 100 países. Este año tenemos que ser más que nunca. Las manifestaciones bajo el lema “Rebélate contra la Pobreza” de los días 16, 17 y 18 de octubre ponen el broche final a esta semana de movilización contra la pobreza y por el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Más de 30 ciudades han confirmado manifestaciones para ese fin de semana, entre otras: Madrid, Barcelona, Bilbao, San Sebastián, Valencia, Pamplona, Sevilla, Valladolid, Cuenca, Logroño, Oviedo, Mérida, Zaragoza y Santiago de Compostela. Busca la cita en tu ciudad.

Habrá a quién le gusten más o menos este tipo de acciones pero creo que hoy es momento de echar una mano, abrir bien los ojos y darse cuenta que no estamos sólos en este mundo y que hay gente que lo pasa realmente mal.

Todo lo que sea apoyo y difusión de este tipo de mensajes, videos e ideas creo que será de ayuda así que ya sabes…

más info www.rebelatecontralapobreza.org

En el anterior post sobre el uso corporativo o empresarial de facebook, hablába de los distintos usarios de esta red social generalista que a su vez intervienen en la relación cliente-empresa (nótese que antepongo el cliente a la empresa puesto que en la web 2.0 el protagonismo de este es tan grande que las formas de comunicación han variado, poniendo a la par muchas veces al cliente con la empresa).

Una vez que nuestra empresa ha decidido entrar a formar parte de este cruce de información en la que cada día navegan los usuarios, se deben seguir una serie de pasos para no caer en el típico error de crearse un perfil en cada una de las cuentas de las redes 2.0 y dejar morir ese perfil casi al día siguiente de crearlo. Si bien estas ideas pueden aplicarse a cualquier tamaño de empresa o marca, trataré de dirigirlas a pequeños negocios o empresas de ámbito local o más grandes pero que se escapan del perfil de grandes corporaciones presentes con mayor o menor fortuna en todos los ámbitos que comprende la comunicación, el marketing y el branding. La idea sería desarrollar algo parecido a un Social Media Plan en facebook, lo que podría ser un facebook Plan.

Los dos primeros pasos serían:

1 – Analizar nuestra situación actual. Quiénes somos y dónde estamos.

2 – Establecer unos objetivos de comunicación en las redes sociales.

1 – Lo primero que debemos tener en cuenta quiénes somos y dónde estamos.

Esto va más allá de estar o no presente en las redes sociales. Es muy importante conocer lo que nuestra empresa es y lo que quiere ser. Si no conocemos claramente lo que hacemos y hasta dónde llegamos, casi todo lo que hagamos será dar pasos errantes que nuestros clientes no alcanzarán a comprender. Debemos trazar una estrategia off-line, una forma de actuar de nuestra empresa y de esa forma integrar los social media y facebook en particular en nuestra estrategia de empresa.

Si tenemos una tienda de ropa joven en una ciudad media y nuestros clientes son jóvenes de entre 18 y 35 años, urbanos y de los alrededores, que acuden a nuestra tienda a comprar ropa para ir a la moda en la ciudad, pues ya tenemos algo claro. Sabemos que este tipo de usuarios utiliza la red y se conecta con frecuencia a las redes sociales tipo facebook. Quizás nuestra comunicación off-line pasa por publicidad in-store (dentro de la tienda) y aprovechamos los posters y carteles de las distintas marcas que vendemos para crear un ambiente de moda en nuestro establecimiento. A su vez, hemos utilizado el diseño de interiores como un arma de atracción anuestro local y con un escaparate llamativo, de tendencia y música ambiente acorde al gusto de nuestro target, hemos conseguido crear un ambiente que nos distingue en la ciudad. Verdaderamente nuestra tienda, además del producto que vendemos, proporciona al usuario, una experiencia de compra diferente.

2 – Si tenemos claro como nos solemos comunicar, podremos a su vez, marcarnos unos objetivos de comunicación en las redes sociales .

De lo que se trata, es de estar dónde están nuestros clientes y nuestros clientes potenciales. La cosa no pasa por abrir una cuenta en facebook y comenzar a enviar  mensajes y enlaces cada día con nuestros precios ni con nuestras nuevas adquisiciones, que también. La idea de entrar a formar parte de facebook de forma corporativa pasa por darse cuenta que de esta forma podremos conversar con nuestros clientes cuando estos no estén en nuestra tienda. Cuando vienen a visitarnos y ver lo que tenemos, muchas veces aprovechamos para hablar con ellos, enseñarles las nuevas colecciones que hemos traído y tratar de solucionarle algunas dudas sobre si les queda mejor esta u otra prenda o si para regalo mejor esta o esta otra.

En facebook podemos hacer tres cuartos de lo mismo. Esta red social nos da la posibilidad de hablar con nuestros clientes sin necesidad de buzonear, de enviar sms con mensajes publicitarios o de entregarles un catálogo con nuestros precios.

Lo importante para esto, es tener claro que es lo queremos hacer con el perfil de nuestra empresa en facebook. La mayoría de empresas o empresarios tras dudar sobre la efectividad de la presencia en las redes sociales, acaban desistiendo a la segunda semana al ver que a través de facebook no consiguen aumentar sus ventas inmediatamente.

Algunos objetivos que nos lleven a crear una página corporativa en facebook pueden ser:

Crear una comunidad con nuestros clientes alrededor de nuestra marca. Tu eres el principal enamorado de tu tienda, de tus marcas y de tu gusto por la moda. Eres uno más de tus clientes y debes tratar de hacer que la gente que se apunte a tu comunidad se sienta como te gustaría sentirte a ti cuando te apuntas a la comunidad de personas que compartes tus mismos gustos y aficiones.

Escuchar y canalizar las sugerencias, quejas y dudas que se les presenten acerca de nuestros productos o servicios. Que mejor oprotunidad para dar respuesta casi inmediata a lo que tus clientes quieren saber de ti.

Crear un valor añadido en nuestra tienda la moda. Aprovecha para reciclarte, formarte y estar al tanto de las últimas tendencias en moda y comportamiento de los consumidores.

Dar a conocer nuestros productos en exclusiva para los miembros de nuestra comunidad.

– Convertir nuestra página de facebook en el foro de referencia de moda de nuestra ciudad.

– Generar una fidelidad a nuestra tienda de nuestros clientes.

– Convertir nuestra página en un referente de recomendaciones.

– Hacer ver a nuestros contactos que detrás de nuestra marca, nuestro logo y nuestra ropa, hay personas que disfrutan compartiendo con ellos artículos, noticias, ideas, nuevos proyectos y haciéndoles partícipes escuchando sus propias ideas.

– Tratar de identificar a los líderes de opinión de tu ciudad, en materia de moda y de marcas.

Conversar, conversar y conversar, pero de verdad. Inicia debates, y responde, aporta, se uno más de tu comunidad de contactos. No seas sólo la empresa que les quiere vender. Trata de conseguir que sean ellos los que te quieren comprar.

Para todo esto hace falta un cambio fuerte de mentalidad respecto a las doctrinas rutinarias de  la venta clásica. En la tienda esperas convertir las visitas en ventas, con los folletos tratas de darte a conocer y generar recuerdo para que los clientes vuelvan a realizar compras en tu establecimiento, y con tu presencia corporativa en facebook, debes hablar con los clientes, escucharlos, dialogar, tratar de disfutar de sus momentos de ocio y agradecerles que hagan por tu negocio algo que no les has pedido directamente.

Normalmente y por definición, los objetivos de las empresas han de ser claros, concisos, realistas, cuantitativos y cualitativos y sobre todo medibles. En materia de social media algunos de estos puntos pueden quedar algo cojos por la dificultad de obtener unos resultados númericos y relacionados con la rentabilidad de cada una de nuestras acciones, pero en mi opinión todo esto depende de la óptica con la que veamos estos objetivos. Normalmente queremos trasladar estas acciones a ventas directas que nos llenen la caja. Entiendo que un negocio es un negocio pero la integración de las redes sociales en nuestra estrategia de marketing puede pasar por hacer crecer nuestra marca. Esto es, hacer branding para que nuestra marca sea la primera en la que piensan nuestros clientes a la hora de renovar su armario, o para que sean nuestros propios clientes los que disfruten recomendando nuestra tienda a los suyos para que estos se vistan.

Sin objetivos, la página de tu tienda en facebook, será una gacetilla de promociones y mensajes publicitarios de dirección única empresa-cliente que en nada se distinguirá de la publicidad tradicional y que generará aburrimiento y afectos negativos sobre tu imagen.

En el próximo post, trataremos de ir desgranando ideas para comenzar con el plan de acción y ponernos ya a dar forma la presencia de nuestra empresa en facebook.

imagen

Javier Varela
www.theorangemarket.com

No dejes de leer:

Cosas que facebook puede hacer por tu negocio I – ¿Qué es facebook?

la publicidad cada día trata de reinventarse cada día o eso debiera hacer. En Perú, la gente de la agencia Young & Rubicam Perú puso en marcha este spot para publicitar el servicio de internet móvil de Movistar.

Imagino que la idea de este tipo de campaña podría pasar por:

Capacidad de involucrar al target al hacerle de alguna manera partícipe del rodaje y de la representación del spot en directo.

Convertir un spot de televisión en algo así como en un spot de teatro.

Producir sorpresa y de alguna manera descolocar al público.

Ser original y creativo en un mercado publicitario saturado de clones.

Generar buzz marketing a través de convertir la acción en noticia, en posts, en comentarios, etc.

Asociar la rapidez en la grabación del spot (30 segundos) con la rapidez del servicio de internet móvil.

– Tratar de generar viralidad a través de plataformas como Youtube.

vía | ruepublic

Mucho se habla desde hace ya algún tiempo sobre las redes sociales y todos los medios de participación social que según a quién preguntes pueden tener distintas acepciones y significados. Una de ellas es facebook, que ha adquirido una enorme importancia, llegando a convertirse en la red social de referencia a nivel mundial.

Trataré de escribir un par de posts sobre algunas de las cosas que esta plataforma de la web 2.0 puede hacer por tu negocio empezando por este en forma de introducción sobre lo que la gente piensa o podría pensar sobre que es facebook.

Así, teniendo en cuenta a distintos agentes, podremos hacernos una idea de para que podría servir esta red social para nuestro negocio, o que podría hacer por nuestra marca.

Algunas ideas según a quién le preguntes, podrían ser las siguientes:

Si le preguntas a un joven que utiliza una red social como facebook para comunicarse con su entorno de amigos te dirá que es una herramienta que le hace estar más cerca de los suyos. Es un espacio en la red en el que puede conocer los gustos de su grupo de conocidos y alimentar su tiempo libre sabiendo que es lo que los demás hacen. Por supuesto no podemos olvidar el componente de cotilleo que estas redes alimentan y que sin duda ha sido uno de sus motores de impulso, puesto que permiten al usuario saciar su ansia de conocimiento sobre los demás de su entorno. En facebook, puedes ver las fotos de todos tus amigos y las de tus conocidos y saber que hacen, harán o han hecho en su actividad reciente siempre y cuando estos lo publiquen y lo den a conocer. Facebook a su vez, permite a los jóvenes y a sus cada vez menos jóvenes usuarios, atiborrarse de “amigos” que se construyen a golpe de “solicitud > click > amistad”.

El componente de pertenencia a la comunidad y la necesidad de estar y ser dentro de tu red de amigos de facebook, hace que para su amplísimo grupo de usuarios (entre los que me incluyo), sea una herramienta que forme parte del día a día. El ego, y el yo la tengo más larga que tú (más fotos, más amigos, más amigas, más comentarios, más publicaciones en el muro, más respuestas, más ‘me gusta’, más enlaces, más actividad, más, más, más…) también ayudan a construir redes sociales de esta índole.

Si le preguntas a un padre que solamente ha oído hablar de una red social como facebook en medios de prensa y en la televisión, posiblemente la respuesta variará bastante. Intuyo que la cosa irá por los derroteros de la incomprensión en muchos de los casos. Frases del tipo “esa es la página esa de internet en la que siempre están metidos mis hijos”, o “es la red esa de la que hablan en la tele y que utiliza la gente sin escrúpulos para engañar a los más jóvenes”, podrían ser algunas de las respuestas.

Para los padres menos puestos al día en esto de las redes sociales, herramientas tipo facebook, representa algo desconocido que hace que de alguna manera pierdan el control sobre sus hijos mientras estos se comunican en la soledad física de sus cuartos.

Para los padres más actualizados en temas de internet es una página en la que sus hijos se comunican con sus amigos y en la que cuelgan sus fotos, hablan, conversan y se dejan mensajes de lo que hacen. Incluso para algunos sirve de lugar en el que ver fotos de sus sobrinos, hermanos y demás familia en general. Nomalmente estos no se dejan inyectar la dosis de ignorancia que ofrecen cada día las tertulias de la caja tonta, cada día más tonta en algunos casos.

Si la pregunta se le hace a los profesionales de la comunicación y el marketing, la respuesta puede ser bien distinta. Por un lado podrían estar los que utilizan redes sociales generales como facebook y que saben que es una herramienta de uso particular para su comunicación personal y a la vez una poderosa arma de branding para empresas. Y por otro lado los que a pesar de dedicarse a la comunicación, publicidad, marketing, o cómo queramos llamarle, todavía están a verlas venir pensando que la comunicación empresa-usuario sólo pasa por la secuencia empresa quiere vender > agencia de publicidad anuncia sus productos > consumidor se queda hipnotizado y en un thriller consumista acude en masa a los establecimientos.

– Si hacemos la misma pregunta a un empresario que quiere vender sus productos o dar a conocer sus servicios, también la dualidad según el conociemiento que tengan de esta red social, hará que la respuesta sea variable. Para algunos, los más puestos en temas de internet y nuevas formas de comunicación, facebook, es una plataforma que utiliza casi todo el mundo pero por alguna extraña razón, casi nunca creen que pueda ser útil para su empresa. Para los que no conocen casi nada de la red, facebook, además de no saber ni que es, nunca podrá hacer nada mejor que su propia página web corporativa porque ellos ya están en internet y eso llega. Estos casi siempre seguirán durmiendose en los laureles mientras siguen sonriendo cada vez que ven los suaves movimientos del flash de su web, que les hacen creer que sus clientes se sorprenderán al ver semejante despliegue de recursos, la mayoría de las veces vacíos.

Esta es una idea general sobre lo que podrían pensar algunos de los agentes que intervienen en un proceso de relación entre las empresas y sus clientes o potenciales clientes. En el próximo post, y sabiendo que lo que cada uno piensa sobre facebook, y contando con vuestras aportaciones, daremos algunas pinceladas sobre lo que facebook podrían hacer por tu negocio y quizás lo que no podría hacer.

Javier Varela
www.theorangemarket.com

Mucho se escribe sobre el denominado Social Media Marketing o Marketing en Redes Sociales. El panorama ha cambiado tanto que muchas empresas todavía están tratando de encontrar su propia identidad en un rincón de su archivo de acciones publicitarias lleno de polvo y de viejos recuerdos. No quiero decir ni digo que la publicidad ya no sea efectiva pero el tratar de narrarle a nuestros clientes lo maravillosos que somos y lo maravillosas que van a ser sus vidas si consumen nuestros productos, dista mucho de obtener aquellos millonarios impactos que nos llenaban de orgullo para justificar los enormes presupuestos de nuestros departamentos de marketing o las cuatro perras que invertíamos para salir en el periódico en forma de faldón si éramos una empresa más modesta.

Hoy todos oímos hablar de social media, de blogs, de foros, de twitter, de wikis, y de nosecuantas palabrejas endemoniadas más que si bien creíamos que eran el entretenimiento de unos frikis que tomaban el sol bajo la luz de un flexo en la soledad de su habitación mientras veían sus gafas reflejadas en la pantalla de su portátil, resulta que hoy son el pan de cada día de casi todos nuestros clientes.

Los que creemos saber algo de esto tratamos de explicarle a nuestros clientes empresarios que los clientes ahora se relacionan en gran medida a través de los medios de participación social y se nos llena la boca y el ego cada día tratando de explicar que ya no hay vuelta atrás. En twitter cada día cruzamos miles de artículos en forma de link, de casos prácticos, de ejemplos, de propuestas, de presentaciones, y de conversaciones en torno al social media, y a pesar de esto, hay miles de empresas y empresarios, que en principio se supone que deberían vivir de sus clientes, que no saben nada de lo que está pasando. El miedo al cambio maniata los movimientos de las empresas y el placer de navegar río abajo empujado por las audiencias y la imagen de nuestro logo en un medio de los de toda la vida, ensombrece el imparable crecimiento del marketing a través de las nuevas tecnologías.

Las grandes empresas y sus grandes marcas siguen apostando en gran medida por lo de siempre. El yo te cuento y tu lo flipas. No digo que no esta bien, pero si tu me cuentas y yo no lo flipo y por encima lo cuento en internet a mi red de contactos y estos a su vez a la suya y así exponencialmente, no te extrañes.

Algunas de las cosas que veo y que creo que deberían ir cambiando para que las empresas se den cuenta de lo que está pasando en la red y de las posibilidades que esta le ofrece a la hora de desarrollar sus planes de marketing son las siguientes.

Internet se ha convertido en el epicentro de los datos mundiales y eso afecta tanto a la marca más grande del mundo como a la tienda de ropa de la esquina. La empresa grande tiene dinero de sobra para cuadrar un presupuesto de marketing en función de las ventas del pasado ejercicio y de esta manera y casi sin pensar en la velocidad de los cambios en gustos y maneras de actuar de los clientes se pone en manos de la publicidad casi a ciegas.

El problema que argumenta para entrar a formar parte de la gran conversación global es el miedo, el que dirán de mí si lo hago mal, la falta de masa crítica de clientes, la falta de medición de las acciones, los posibles problemas legales, etc. Pero el verdadero problema una vez más es el miedo a lo desconocido.

La solución que adoptan en muchos casos es la que algún gurú les vende precio de caviar. Abrirse un blog, una cuenta en twitter, un perfil en facebook y tres o cuatro cuentas más y tras la primera semana de entusiasmo, la operación maquillaje 2.0 se queda en lo que fue. Humo.

Nadie entiende porque la gente no se suma a la conversación de nuestra marca. Y la respuesta es bien sencilla. Porque nadie quiere hablar con alguién que en vez de conversar, lanza mensajes publicitarios indiscriminados como si eso fuese un diálogo.

Abrirte un perfil en facebook y spamear indiscriminadamente a la parroquia con tus ofertas y tus bondades, no es hablar con tus clientes, es sencillamente darles la chapa.

La idea pasa por planificar, por sumergirse en el mismo mar que tus clientes, por escucharlos, por conocerlos, por seguirlos, por preguntarles, por interesarte por lo que quieren y sobre todo por tomarse el social media marketing como una pata más de nuestro negocio. Los objetivos no deben ser una pieza más del discurso burocrático de una empresa, deben ser reales y acordes con lo que queremos conseguir, y las acciones para alcanzarlos han de ser el vehículo que nos lleve hacia ellos. Si para hacer este viaje es necesario conversar con nuestros clientes, pues habrá que poner el manos libres y mientras trabajamos para alcanzar nuestras metas, debemos ir hablando con nuestros clientes. En los tiempos que corren y en la época que estamos viviendo, los clientes, las personas, deben ser el GPS que nos digan cómo llegar a dónde nuestra empresa quiere ir.

Las acciones de social media marketing deben estar totalmente integradas en el día a día de nuestros departamentos de clientes y de esta forma hacer conseguir que las herramientas de la web 2.0 se conviertan en nuestro buzón de sugerencias, en nuestro spot de la nueva temporada, en nuestro café de las once, en nuestro brainstorming y si hace falta en el paño de lágrimas de las rabietas de nuestros clientes.

No es tan complicado si comprendemos que los usuarios están ahí y que sus formas de relación pasan por ahí. Sabiendo esto, habrá que ponerse las pilas y darse cuenta que si en Youtube publican un video de algo que hemos hecho mal, o en twitter no se habla de otra cosa que de nuestra última metedura de gamba, será por qué algo habremos hecho mal, y esa información nos la están proporcionando GRATIS nuestros propios clientes.

Tenemos dos opciones, barrer el polvo de nuestras miserias debajo de la alfombra hasta que nadie quiera entrar en nuestra casa por lo sucia que está, o ser los más limpios del barrio y abrir ventanas y puertas para demostrarles a nuestros clientes que somos los mejores y que sean ellos los que entren sin llamar.

Javier Varela
www.theorangemarket.com

imagen | vía

La verdad es que hace mucho tiempo ya que no me asomo a the orange market. Desde antes del verano que por muchas razones he dejado de actualizar este blog que tanto me ha dado. Que no haya escrito no quiere decir que no haya seguido leyendo y estando, aunque un poquito más en la sombra, pero estando al fin y al cabo.

Bueno, pues hoy, y teniendo en cuenta que los medios nos abrasan con la Gripe A y que parece que estamos todos acojonados porque en cuanto llegue el frío iremos padeciendo esta gripe de la que acabaremos sabiendo todos más que el propio virus.

Con motivo de esta gripe y de los intereses que se han creado a raíz de ella, se hacían necesarias campañas para informar a la población y con esta excusa, aprovecho para presentaros la que se ha llevado a cabo aquí en Galicia.

La agencia que resultó ganadora del concurso celebrado por la Xunta de Galicia para el desarrollo de la Campaña Divulgativa de la Gripe A ha sido quattro idcp.

Según me comentan ellos, después de todo el barullo de informaciones suscitado alrededor de la pandemia en los últimos meses, en la agencia han apostado por una campaña que se basa en las ideas de simplicidad y claridad del mensaje y de la gráfica. En concreto, jugando con la imagen de una mano para transmitir que los cinco puntos básicos para evitar el contagio están al alcance de todos y cada unos de nosotros.

La campaña engloba inserciones publicitarias en prensa, radio, televisión e Internet, publicidad exterior y la edición de trípticos, monípticos y carteles explicativos, todo ello para garantizar la difusión del mensaje a la totalidad de la población.

El spot de televisión sigue las premisas de claridad, sencillez y divulgación de toda la campaña. Todo el spot gira en torno a un primer plano de una mano sobre fondo blanco, cuyos movimientos son remarcados por el audio con las indicaciones básicas a tener en cuenta sobre la gripe A. El spot se emite subtitulado para la comunidad sorda.

La claridad es sin duda una gran cualidad en este tipo de acciones porque la gente se crea mil películas y nos volvemos todos locos.

La agencia: quattro idcp

Más piezas de la campaña en este enlace

El spot de la campaña aquí

Javier Varela
www.theorangemarket.com