el blog de marketing de Javier Varela
Header

La iglesia tiene serios problemas de marketing

19 enero 2007 | Publicado por: Javier Varela
Esto es lo que opina, entre otros muchos, Rafael Domínguez Molinos, experto en gestión empresarial y autor del primer análisis competitivo sobre la Iglesia Católica. En principio, esta institución no recurre a este tipo de estudios normalmente porque ‘el tecnicismo del marketing no encaja bien con los elementos tan delicados con los que ellos trabajan’. Ni más ni menos que el discurso normal de cualquier pequeño empresario de la ‘vieja escuela’.
La Iglesia Católica, desde un punto de vista de análisis empresarial de marketing, atraviesa momentos delicados, con problemas de marketing serios. “El discurso del Papa en la Universidad de Ratisbona, que provocó problemas diplomáticos con los países musulmanes, los casos de pederastia en USA y el descenso en el número de vocaciones sacerdotales en las últimas décadas” son, según el autor de “La firma cristiana como marca” (Ediciones Irreverentes), algunas de las muestras inequívocas que señalan que esta institución tenga serios problemas de marketing estratégico.Posiblemente habrá quién piense que la Iglesia Católica, no encaja en los estudios realizados por los consultores o los expertos en marketing, puesto que los análisis marketinianos son excesivamente fríos para los temas religiosos que son demasiados delicados por lo que representan en la conciencia de los fieles.

Rafael Domínguez, autor del libro, opina que la Iglesia Católica “desde el punto de vista de la eficacia y de resultados puede tener el mismo tratamiento que cualquier otra organización”. “Está en tierra, es material, trabaja con personas, tiene un sistema, una organización, una historia, unos planes de desarrollo, unos planes estratégicos, y esa es la idea del libro”.

El libro nos presenta todo esto con cierta clave de humor, aunque bajo mi punto de vista personal y profesional, no cabe ninguna duda que a la Iglesia Católica le hace falta un asesoramiento externo en materia de marketing porque el mercado potencial está integrado por un target formado por jóvenes, dinámicos, librepensantes (con perdón de la televisión) y se aleja cada día de la doctrina de los feligreses estáticos y libreadoctrinados.

La juventud no entiende bien el cristianismo porque sus mensajes no se adaptan a sus necesidades, en unos tiempos en los que la oferta es inmensa y la competencia por el target joven es feroz. La Iglesia de los católicos, no presenta una cartera de productos atractiva en relación con la competencia. No digo, que el producto sea el mismo. Entiendo que el mensaje eclesial debe ser interiorizado y entendido desde el punto de vista de la fe, pero eso, hoy en día, tiene una cabida en el mercado para una empresa que apueste por un nicho del mercado delimitado en número y con características muy similares. Media hora de misa impartida por un sacerdote de 60 años con ideas de cuando Franco era corneta, o echarte una partida a la Wii, irte con los colegas a un centro comercial, irte a un partido de fútbol, leer un buen libro, ver cualquier patraña en la tele que si te da mucho la vara lo cambias por algo peor… La Iglesia juzga a los jóvenes e intenta adoctrinar a una generación que ha nacido de un servidor de internet, cuyo máximo proveedor de conocimientos es Google, y cuyos calzoncillos y tangas sobresalen por encima del norte de los pantalones poniendo en duda su propia integridad moral.

Actualizar contenidos, mejorar la oferta, adaptarla a las necesidades del público objetivo, encontrar un posicionamiento adecuado a los tiempos y concentrar el enfoque de su comunicación, podrían ser algunas de las recomendaciones para la cartera de productos de tamaña institución, que si bien ha sobrevivido miles de años, hoy debe buscar su camino si quiere reconquistar el rebaño de feligreses.

Javier Varela
the orange market ::el blog de marketing::

Puede seguir los comentarios de este post a través del RSS 2.0 Puedes dejar un comentario, o trackback.

4 comentarios

  • victor.gil says:

    La iglesia, a diferencia de los que nos dedicamos a esto del marketing, dispone de mucho más tiempo para validar sus estrategias. ¿Quién nos dice que su defensa a ultranza de valores que hoy van contracorriente no sean añodaros y abrazados masivamente en…digamos…20 años?

  • Javier Varela says:

    visto de esa manera, nadie nos lo dice, pero desde luego desde mi punto de vista y desde la óptica que observo a mi alrededor esa no es la tendencia. De todas formas eso nunca se sabe.

  • trueque says:

    No hace falta esperar 20 años, victor. En EEUU mueven millones de votantes. En Polonía a parte de ultraderecha hay catolicismo a expuertas. Lo último manifestaciones para prohibir cualquier aborto y ataques diarios a colectivos homosexuales. En el caso de Polonía se trata de la ley del péndulo. Del comunismo al otro extremo llevados por la mano de?

    La iglesia solo tiene que hacer copypaste de lo que pasa en america y ya lo tiene. Es cuestión de tiempo ya q creo que van en esa dirección aquí…

  • Pingback: "¿Y yo?... !Protege mi vida!" nueva campaña de la Conferencia Episcopal contra el aborto | the orange market :: el blog de marketing



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Current day month ye@r *